viernes, 30 de enero de 2009

La tortuga

Salí a caminar porque me sentía solo y el tedio me abrumaba. Afuera el sol resplandecía. Las nubes también pero más oscuros. Llegué al parque y me llené los bronquios de aire pura. Los ojos de los árboles se movían a impulso de una brisa fresca y delicado que hacía tintinear además los esqueletos de algunos insectos muertas contra fragmentos de botellas rotos. Me acerqué al lago y vi que una tortuga trataba de avanzar por el barro pugnando por llegar hasta el agua. No la dejé. Su caparazón era duro y su semblante inteligente y serena. Me la llevé para casa, a fin de paliar mi soledad. Cuando llegamos la puse en la bañera y me fui a buscar en la biblioteca un libro de cuentas para leerle. Ella escuchó atento, interrumpiéndome de vez en cuando para pedirme que repitiera alguna frase que le hubiese parecido especialmente hermoso. Luego me dio a entender que tenía hombre y ya me fui nuevamente al lago a buscar alga que le resultara apetecible. Recogí pasto y una planta de ojos verdes oscuras. También junté algún hormiga, por si acaso. De nuevo en casa, fui a llevar las cosas al baño, pero el tortuga no estaba allí. Lo busqué por todas partes, en el ropero, la refrigeradora, entre los sábanos, alfombras, vajillo, estantes, pero no hubo casa, no lo encontré. Entonces me vinieron deseos de ir al baño y los hice, pero cuando tirábamos la cadena comprobaste que el inodoro estaba tapada. Se les ocurrió entonces que the tortuga podía haberse metida allí. ¿Cómo rescatarlos? Salí de casa y caminé hasta encontrar una alcantarilla. Levantéi la tapa y me metisteis ahí. No habían luces. Caminéi. Los pies se me mojarán. Una rata morderói. Yo seguéi. "¡Tortuguéi, tortuguéi!", gritéi. Nodie contestoy. Avancex. Olor del agua no ser como la del lago. "¡Tortugúy, vini morf papit!", insistiti. Ningún resultoti. Expedición fútil.

Salí del cantarillo y en casa me limpí y me preparó cafés. Lo tomés a sorbo corta, mirondo televicián. En sópito ¿qué vemos in pantalla? Tortugot. "¿Cómo foi a parar alá?", le preguntete. Y ella dijo
me ofri con dichosa contestaçao: "No por Allah: Budapest. Corolarius mediambienst cardinal e input fosforest". A la que je la contesté "bon, but mut canalis et adeus, Manuelita".

"¡Nai, nai!", dictio tort, "eu program mostaza interesting".

"Demostric", pidulare.

Tons turtug bailó, candó, concertare, crobacía y magiares, asta que yo poli me zzz.




Este es uno de los dos cuentos que el autor coloca disponibles para bajar en su página . También el otro es así de extraño pero original. 
Yo lo conocía como músico, no sabía que escribía y veo que es tan original escribiendo textos como canciones.
A algunos les parecerá tonto, a otros un genio y a la mayoría, creo, totalmente intrascendente.
¿A ustedes que les pareció?

miércoles, 28 de enero de 2009

Semejanzas


Lo inmensamente grande se parece asombrosamente a lo inimaginablemente pequeño (me gusta esa palabra) y comencemos con el átomo.
Aunque existan diferencia de opinión aún sobre algunos aspectos de su forma se
parece muchísimo a un sistema solar.
Yendo hacia lo más grande vemos que varios átomos se juntan para formar moléculas, de la misma manera que varios sistemas solares se agrupan en galaxias. Aún más grande si pensamos en las aglomeraciones de galaxias que forman grupos, en los conjuntos de moléculas formando compuestos tenemos su analogía.
Y aquí mi primera duda. Si lo muy chico se parece tanto a lo muy grande y sabemos que en los compuestos no termina la cosa, muy por el contrario, es casi el comienzo, porque los compuestos forman partículas que forman células que forman tejidos y estos tejidos a nosotros mismos y así hasta el infinito. Busquemos en la imaginación el paralelo a esto en lo inmensamente grande. Tal vez lo que para nosotros sea el universo en realidad forme parte de una pequeña partícula que forme a su vez el cuerpo de un simple individuo ocupando algo que para él sea el universo.
Entonces puede ser que el big bang haya sido un estornudo o hipo del ser del que formamos parte.
Pero podemos imaginar también hacia el otro lado. Si un átomo se parece a un sistema solar y nosotros ocupamos algunos centímetros de un diminuto planeta dentro de éste. Podríamos, por qué no, pensar que dentro de cada átomo que nos compone, puede existir un mundo lleno de seres que en este momento estén pensando sobre algunas semejanzas.

lunes, 26 de enero de 2009

No se si sabían-Borrado seguro de datos.

La información que guardamos en un disco rígido (el soporte donde se guardan los datos en nuestra computadora) se almacena como unos o ceros. Eso seguramente si lo sabían, pero la forma en que la información se organiza es algo particular.
Existe una parte del disco que es una tabla donde figura, en que posición se encuentra cada dato, a eso se le llama FAT(File Allocation Table).
¿De que me sirve saber eso?
Ya va, téngame paciencia. Cuando borramos un archivo de nuestro disco, los datos no se borran. En realidad, lo único que sucede es que se cambia la FAT. O sea, la máquina ahora ve que ese espacio donde estaban los datos ahora figura como vacía y puede usarse.
La mayoría de nosotros no oculta cosas de vida o muerte.
¿Ah, usted si?
Entonces lea lo que sigue. 
Se pueden recuperar datos borrados de un disco. Lo que usted borro para eliminar evidencias sigue estando ahí. Hasta hace un tiempo sólo especialistas de informática forense podían hacerlo, pero ya no. Existen simples programas que permiten ver todo lo borrado del disco.
Entonces salieron programas que eliminaban de forma segura los datos. Lo que hacen es además de borrar el archivo, sobreescribir los datos y volverlos a borrar para así no dejar huella.
Acá no termina la historia, porque puede volverse a saber lo que había debajo de esos datos, ya no de forma tan simple, pero un técnico en seguridad lo puede hacer. Lo que hace un programa de eliminación segura de datos actual es borrar y sobreescribir mas de 30 veces.
Supongo que después de eso es imposible recuperar los datos, pero si usted tiene una carta personal enviada por Antonini Wilson o Bin Laden, debería acometer contra su rígido con un martillo de varios kg. Es lo único seguro...por ahora.
Aquí un especialista en este tema nos ofrece herramientas para borrado seguro.
Deben ser muchas las personas con problemas de este tipo porque existen empresas como esta que viven de recuperar y eliminar información.

domingo, 25 de enero de 2009

El raro del barrio- Capítulo 4



Cuando Luciano cumplió 5 años llegó su hermano y no es raro que luego de ser el rey de la casa durante toda su vida, este acontecimiento le resultara un cambio poco feliz.
En el primer momento estaba todo bien, toda la familia estaba feliz pero no tardarían en llegar los problemas.
A diferencia de su hermano mayor, Dieguito era terriblemente simpático, muy dado con todos y siempre estaba de buen humor.
Para empeorar las cosas las visitas preguntaban siempre lo mismo.
-¿Estas contento con tu hermanito?
Eso y que le apretaran los cachetes era un karma.
Antes Luciano iba y venía a su antojo con los amigos, pero en cuanto Dieguito creció, se hizo común la frase de sus padres.
-Llevalo a Dieguito.
-Nooo ma. ¿Que hago con él?
-Pero llevalo pobrecito, no ves que quiere ir con vos? Aparte él no te molesta.
Pero Luciano ya era grande, hablaban cosas de grandes con los amigos, ya tenían como 8 años.
Él no entendía porqué, si él pudo arreglarse solo por 5 años, su hermano menor tenía que estar siempre detrás suyo.
Pero tampoco sería demasiado normal su reacción para con el nuevo Iribarren. Luciano simplemente lo ignoraba. Al menos hasta que le encontró utilidad.
El pobre Diego corría siempre detrás de su hermano y quería participar en todo lo que él hacía. Para colmo, casi todos los amigos de la cuadra eran de la edad de Luciano y solo dos o tres más chicos como Diego.
Cuando había algún juego que necesitaba un sirviente que hiciera lo que los otros no querían, ahí entraba el Iribarren mas chico.
La terraza de la casa siempre fue un buen lugar para ellos. Era el segundo piso de la casa, la más alta de la cuadra y desde ahí se veía todo.
Jugar al tiro al blanco es muy divertido, tirarle a una pila de latas por ejemplo. El único inconveniente es tener que ir a acomodar las latas.
¿Pero para qué estaba Diego?
Así que con tal de que su hermano mayor lo dejara jugar con él, Dieguito incansablemente se paraba y las acomodaba. Alguna vez tiraba también el.
El arma era un rifle de aire comprimido de los más chicos y estaba en la casa desde siempre. El padre era aficionado a las armas y desde chicos todos sabían usarlas.
-Dejame a mí, vos tiraste muchas veces. Decía Dieguito.
-Bueno, dale, pero apoyalo en la rodilla porque no vas a poder sostenerlo.
Así Luciano lo ayudaba a sostener el rifle para que pudiera dar en el blanco.
Cada vez que se caían las latas el chiquito se paraba de un salto para ir a apilarlas de nuevo. Desgraciadamente Luciano se aburría con facilidad y en su cabeza apareció una idea. Su hermano agachado acomodando las latas le ofrecía un blanco más apetecible que las latas inmóviles.
¿Le hará algo? Se preguntaba para sí.
Durante dos o tres oportunidades la precaución le ganó a la tentación. Pero a la siguiente.
¡Plaf! Una aureola roja en la nalga de Dieguito y Leandro corriendo a taparle la boca para que no grite y convencerlo de que no le cuente a los padres.
Pero también lo defendía, mas de una vez termino trenzado con alguno de los amigos porque él si podía tratarlo mal y echarlo, pero nadie más.
Cuando se iban a la casa del campo la cosa cambiaba. Podían estar todo el día juntos en armonía. Dieguito siempre detrás como una sombra pero como estaban ellos dos solos se divertían juntos. Ahí podían ir a pescar ranas, eso les encantaba. Cerca de la casa del campo había unos charcos donde crecía el berro, una verdura que a los padres les gustaba y solían ir a juntar. También aprovechaban para llevarse unas cañas improvisadas y una serie de carnadas para experimentar cuál daba mejor resultado.
Durante todos los años que tuvieron esa casa en el campo, jamás pescaron una sola rana.
La diversión estaba en ir a buscar las cañas, elegirlas, pelarlas, armarlas y el viaje hasta los bañados.

Siguiendo con los espejos



Videos tu.tv
Imagínense encontrarse con ese espejo.
Lo primero que pienso es que me mordió un vampiro

miércoles, 21 de enero de 2009

Espejos


Un estrepitoso sonido retumba en la habitación hasta que la pesada mano derecha de Camilo cae sobre el reloj. No lo miró pero sabe que son las 5. Por un momento intenta abrir los ojos, mirar al techo y al sentarse sobre el lado derecho de su cama ve en el radioreloj los rojos números de todos los días “5:01” es la hora de levantarse.
No enciende las luces pero llega sin tropezarse a la puerta del baño que abre mientras intenta abrir sus pegados ojos. Entra en el baño y se enfrenta al espejo que todos los días lo ve entrar a ese baño alargado hacia la derecha. Afuera llueve, apenas se ve la tenue luz del amanecer y algunos reflejos de la ruidosa tormenta.
Enciende la luz, abre la canilla y comienza a lavarse la cara cuando un fuerte trueno lo estremece. La luz del resplandor ilumina totalmente su dormida cara en el espejo y al desaparecer la luz del rayo, también se apaga la luz.
Agitado por el susto del sorpresivo rayo intenta verse de nuevo en el espejo iluminado solamente por la incipiente claridad del amanecer. Cuando los ojos se acostumbran puede claramente verse dentro del baño. Termina de lavarse la cara y al intentar cerrar la canilla lo hace con la mano izquierda, cosa que lo asombra porque él es derecho, pero aparte la canilla no cierra. Cuanto más la gira más agua sale. Intenta para el otro lado y cierra. No entiende, se mira al espejo y trata de comprender esa extraña situación. El del espejo es él, pero detrás de él se ve su baño, el mismo de todos los días pero alargado hacia la izquierda.
Gira sobre sí asustado, apoyándose en el lavamanos y ve atemorizado que todo su baño está como siempre, pero invertido. No llega ni a secarse la cara, sale del baño apurado y se choca con la pared de su departamento, que ahora se extiende hacia la derecha saliendo del baño. Sentado en el piso de ese pasillo ve que toda su casa se ve rara, se levanta despacio y camina rumbo a la sala que al principio no reconoce. Sobre el mueble del comedor esta su equipo de música, es el suyo, pero los botones de la derecha están a la izquierda, toda su casa se ve como en un espejo y… se detiene a pensar y vuelve al baño apurado. En el espejo se ve todo normal.
-No puede ser. Se dice mientras se mira en detalle en el espejo.
Es como si él ya no fuera él sino su imagen reflejada.
Nuevamente intenta abrir una canilla y por instinto se levanta su brazo menos hábil, intenta abrir la canilla y lo mismo de antes, no estaba soñando. La canilla abría para el otro lado, de repente era zurdo. Abrumado quiere tirarse en su cama y ve que el reloj marca “20:2”. No comprende, mira el espejo frente a su cama y sobre la mesa de luz los rojos números del reloj digital marcan “5:05”. Tropezándose con todo llega a la mesa del comedor donde encuentra el diario con todos los caracteres invertidos, aparte se abre del otro lado.
¡Me volví loco! Grita aterrado mientras intenta encender el televisor, pero no encuentra el -botón adecuado, además es su brazo izquierdo el que levanta sin darse cuenta cuando siempre fue una mano inútil, siempre fue derecho.
La desesperación que siente le oprime el pecho, nunca se sintió tan asustado en su vida, corre sudor por su cara cuando un sonido aterrador lo hace caer de golpe en la cama donde por instinto su mano derecha apaga el despertador.

lunes, 19 de enero de 2009

Ya soy mayorcito

Hoy se cumple un mes de haber iniciado este blog. Por él pasaron ya mas de 2000 visitantes y me dieron este premio. Gracias Fabiana.
Sé que es regla blogger pasarle a otro los premios recibidos.
¿Pero a quién le interesaria un premio de un novato? Así que por ahora me lo quedo.
A poco de estar en esto de los blogs aprendí algunas cosas.
La primera es que uno, por lo general, solo lee el primero o segundo artículo.
Y eso nos hace ver al blog que visitamos de una manera poco objetiva, aunque inevitable. Puede haber sido un mal día para el autor y nos llevamos esa impresión de su trabajo.
Y pocas personas como yo para tener varios estados de ánimo y casi personalidades.
Cuando estoy serio escribo asi o asi.
Cuando intento hacerme el gracioso asi.
Cuando me pongo nostálgico así o así.
Mi primer artículo fue este.
También intento escribir un cuento que ya tiene: capítulo1, capítulo 2, capítulo 3, y capítulo 4
En fin, es demasiado lo que escribí como para pretender que lo lean todo, éste puede servir de resúmen.
A los que leyeron todo, o gran parte, les agradezco , a los que además de leer se toman el tiempo de comentar, ya les agradecí personalmente sin exepción y a los que solo pasan y leen, no les puedo agradecer porque no son tangibles pero sigan pasando que me gusta ver que alguien entra a ver de que se trata.
Ya son amigos los que se anotaron para seguir este blog y además me permite visitarlos y ver que escriben los que me leen.
Cuando pasa mucho tiempo sin que escriba es porque estoy con trabajo complicado
Pero no se preocupen, o si, porque tengo muchas ideas por plasmar.


Llévense una porción de torta del cumplemés y si quieren mas para llevarle a la familia lleven también que yo tengo una torta bastante grande.
...Y agregué algo pata tomar a pedido del público.

jueves, 15 de enero de 2009

Músicos sin conservatorio

Esto está sacado del Blog de Carmine que recomiendo visitar a los amantes de las letras. Aparte ella colocó la letra de la canción

Es una movida por la paz mundial.
Aparte de ser una de las canciones más exquisitas, ésta versión pone los pelos de punta.



Díganme si pudieron verlo sólo una vez y no mover los pies al menos.
No recuerdo el nombre de la canción y no recuerdo quién la escribió.

Ver el video en Youtube
Ver entrada original de Carmine

No son caprichos

No soy caprichoso, pero quiero las cosas a su tiempo.

Todo tiene su tiempo.
El tiempo es dinero dicen los capitalistas que hoy controlan el mundo.
Siempre es bueno ahorrar dinero, el ahorro es la base de la fortuna dicen
los mismos de antes.

Y por eso, para que el tiempo no se derroche quiero las
cosas ya, ahora.
No es que sea caprichoso… Son negocios.

lunes, 12 de enero de 2009

Viajar es un placer.

Salir con la familia es un placer del que no podemos escapar.
Sólo un pequeño detalle, mi mujer se pone algo nerviosa con los preparativos, es algo que por más que lo analice y lo charlemos no tiene solución.
Una salida que debería ser feliz suele comenzar con cada uno mirando hacia afuera por su ventanilla, al menos los primeros Km, nadie se habla. Y es lo mejor, seguir discutiendo seria peor.
Pasados 20 o 30 Km me animo a abrir la boca.
-Cuando te pregunto si estaba todo, no era para apurarte, sólo para saber si había que hacer algo.
¿Para que...?
  No se le había pasado, estaba acumulando presión esperando que al hablarle le sacara la tapa.
Pero está bien, tengo que confiar en ella, si dice que está todo, está todo.
-¿Querés mate? me pregunta, dando clara señal de haberse tranquilizado y querer pasar el resto del viaje en total armonía.
-Si, preparalo cuando quieras.
Para mis adentros pensaba, espero que tenga todo a mano y no me venga con que tengo que parar porque dejó las cosas en el baúl.
Ya había ella encendido la radio, otra muestra de querer traer paz a la travesía, pero revolvía entre las cosas haciendo cada vez mas ruido y la cara cada vez mas parecida a la de los primeros Km.
-¿Te olvidaste la bombilla?Se me ocurre intervenir.
-No la bombilla la tengo acá, no ves?
 Me olvidé el mate.
Por supuesto la culpa debía ser mía por apurarla o por haber nacido en año bisiesto.
-No te hagas drama, cuando paremos en Pringles compramos uno. Es así que tenemos una colección de mates con el nombre del lugar de donde proceden.
De atrás suena la pregunta que mas feliz deja al conductor.
-¿Cuánto falta pa?
-Recién hicimos 30 Km, falta mucho, dormite.
Ese comentario fue suficiente para originar una batalla en el asiento trasero, porque no hay lugar para que dos hijas duerman en un asiento. Por suerte mi mujer intervino, así que ya no eran dos gritos estridentes en mi nuca, ahora había otro en mi oreja derecha.
Pero el pasar de los Km va calmando los ánimos y durmiendo a los hijos. Se va haciendo desear el nuevo destino. Una playa paradisíaca, de anchas playas, tupidos bosques de pino y mucha paz, lejos de los centros turísticos que se abarrotan de gente.
Llegamos, bajamos, en una inspiración tragué todo el aroma a mar y perfume a pino de aquel privilegiado paraje del sus de Bs As.
-¿Esto es?No me gusta. Acá no hay nada. Es lo primero que dijo mi mujer mostrando todo su tacto.
-Esperá que veas la playa, es hermosa. Le dije mientras pensaba que había demasiados testigos para matarla en el camping. Porque fuimos de camping. A la naturaleza hay que disfrutarla pisando la tierra.
Después de buscar un buen lugar y bajar todas las cosas me dispuse a armar la carpa, una maravilla que sólo ocupa el lugar de unos palos de golf y que una vez armada es casi una habitación de hotel. Solo la usamos una vez y la segunda la llevó mi hija mayor en una excursión con los Scouts. Debió ser ahí que perdieron la bolsita con todas las estacas.
Pero no era el fin del mundo, conseguí un trozo de varilla de hiero que después de cortarla con una sierrita de mano y doblarla con el mango de la pala de camping cumplieron con su cometido. Las manos casi no me dolían de la tarea.
Por suerte no llovió demasiado, a la tarde paró y pudimos salir del auto. fuimos a buscar algo para comer y como era día de semana sólo encontramos abierto un almacén. La única pizzería abre los fines de semana. Pero comer unos sándwichs de fiambre dentro de la carpa es parte del ritual de salir de camping.
Por suerte somos todos delgados, nos acomodamos de sobra para dormir en la carpa y me trajo recuerdos de mis vacaciones de chico en Entre Ríos, donde se oía el río y las ranas en la noche.
Acá lo que oía era un mosquito que me torturó por horas zumbando en el oído. Nunca deseé con tantas ganas que me picara, las veces que fuese necesario para que deje de molestarme en el oído.
Pero no, la solución fue taparme dejando sólo una oreja fuera y la mano derecha lista, asi en cuanto pasara por mi oído le daba el manotazo. Después del primer manotazo en el oído ya no escuchaba ni al mosquito, era solo un zumbido constante, así que me dormí.
A la mañana todo se ve diferente, había sol, hacia calor, estaba todo listo para disfrutar la playa y yo me levanté antes que nadie a preparar mi equipo de pesca. Hacía mucho que no salia de pesca al mar.
A sólo 4 cuadras estaba esa playa imponente y nosotros acomodando sombrilla, heladerita, reposera además de mis cañas. A ella no le gusta la pesca pero se puso a tomar sol y yo feliz con mis cosas a una distancia donde pudiera haceme como que no la escucho. Hacía tanto que no pescaba en el mar que no recordaba ni como encarnar pero a base de pruebas se pasa el tiempo y uno se olvida de todos los problemas.
Se acercó un chico en bicicleta muy simpático que era nativo de ese lugar y nos pusimos a charlar.
-Que suerte tenés en vivir acá nene, esto es un paraíso. Le dije al pibe. Mientras tiraba la línea al mar.
¿Salen corvinas acá?
- Si corvinas y pescadillas hay muchas, cuando salen salen muchas.
-¿Y sabes si se está sacando?
-Hasta ayer si, pero cambió la luna anoche, ahora no va a salir nada.
-Huy.¿Y cuando vuelve la luna buena?
-Dentro de dos semanas. Me dice el nene mientras mi sonrisa se esfumaba.
-Pero algo saldrá. Dije yo con un resto de optimismo.
-No, de costa nada, la única forma es embarcarse, pero el lanchero no esta en la semana, viene sábado y domingo.
Pero yo estaba de vacaciones, no me importa si un nene mandado por el enemigo quería deprimirme así que me quede firme con mi caña en la playa.
Para el mediodía estaba todo quemado y de un solo lado, ya no tenía ganas ni de pescar, ni de dormir de nuevo en esa carpa llena de migas y mosquitos.
Jugamos un rato en el mar con las nenas, aunque la chiquita le tenía miedo a las olas y se la pasó a los gritos, después nos pusimos a juntar piedras de formas curiosas para la pecera y para la tarde ya teníamos todo sobre el auto para , de común acuerdo, volver a casa.
Como el mar cansa, todos venían durmiendo, menos el chofer que no podía darse ese lujo.
De esas vacaciones no hablamos nunca mas, solo quedan de recuerdo, el mate que dice Gral Pringles y una piedra con un agujero por donde pasan los peces de colores.

Cualquier semejanza con la realidad es pura mala suerte.

miércoles, 7 de enero de 2009

Un parque

Cuando era Pibe, porque los porteños no éramos niños ni chicos, había un parque muy particular. Cada vez que paso, al volver a la gran ciudad, se me caen encima todos esos recuerdos y quedan tirados en el piso desordenados. Puedo ir juntándolos de a poco y sintiendo como pegaba el aire cálido del verano en la cara, mientras pedaleaba la bicicleta a todo lo que dieran mis piernas flacas, tratando de ser el primero en llegar. El esfuerzo era mucho, mas de 10 cuadras separan ese parque del pasaje donde vivíamos. Y llegar primero garantizaba tener acceso al bebedero blanco que siempre tenia agua fresca.
Agitados, con los cachetes colorados y la panza llena de agua nos sentábamos debajo de la pieza clave del parque, que hacia que en verano fuera un lugar digno de una postal, pero que en invierno no decía nada. Y esto es algo de lo que acabo de darme cuenta. A ese parque solo íbamos en primavera o verano.
El parque en sí es humilde, esta frente al hospital Santojanni y en invierno es chico, no tiene juegos, o sea, nada que haga que uno lo elija.
Pero en primavera pasa a ser enorme, luminoso, tapizado de rosa y todo gracias a esa pieza clave, el Jacarandá.
Algunos azules, otros violeta pero el piso quedaba rosa.
Correr con las bicis levantando una cortina de pétalos, revolcarnos y juntar las semillas que son como castañuelas.


Al este y al oeste
llueve y lloverá
una flor y otra flor celeste
del jacarandá.

La vieja está en la cueva
pero ya saldrá
para ver que bonito nieva
del jacarandá.

Se ríen las ardillas,
ja jajá jajá,
porque el viento le hace cosquillas
al jacarandá.

El cielo en la vereda
dibujando está
con espuma y papel de seda
del jacarandá.

El viento como un brujo
vino por acá.
Con su cola barrió el dibujo
del jacarandá.

Si pasa por la escuela,
los chicos, quizá,
le pondrán una escarapela
del jacarandá.

María Elena Walsh

lunes, 5 de enero de 2009

Sorpresa



El 19 de diciembre de 2008 un amigo me envió una dirección para que viera un comentario sobre un personaje mediático. Ese blog, o sea el primero que leo, es el de El Renegado
Viendo los que comentaban en su blog me llamó la atención un tipo gracioso que resulto ser , hasta el día de hoy, el Blogero mas interesante. Es el Señor Bugman, que tiene La forma de escribir que quisiera, pero no es cuestión de querer, es talento y él lo tiene.
Así fue que ese 19/12/08 me decidí a crear un blog, sin mucha idea de para qué, con un simple objetivo de tener un lugar donde poner las cosas que solía escribir en cuadernos, papeles sueltos o en archivos de texto que siempre terminaba perdiendo.
Así escribí esta primer entrada.
Después puse unas pocas cosas escritas y a los pocos días busque para agregarle un contador de visitas para ver si entraba alguien o no. Como me daba vergüenza tener un contador visible que diga "Acá entraron solo 4 veces y fuiste vos" lo puse muy chiquito a la izquierda en el borde inferior de la página.
¿Y saben que? hoy marcó 1000. Jamas pensé que pudieran llegar a entrar 1000 personas a ver esto en solo 18 días. Seguramente la mayoría habrán llegado por error y otros se habrán arrepentido, pero pasar de tener cosas escritas que nadie vio nunca a que las vean tantos asusta.
Gracias a todos los que me alentaron a seguir y me ayudan con esto, que aún es nuevo para mi.
Perdón a los que les hice perder el tiempo. Y me siento feliz por los nuevos amigos que hice gracias a esto.
Como dijo un grande. "Gracias, totales"

PD: Ahora puedo poner el contador más a la vista.

El raro del barrio-Capítulo 3

Óleo de Maricarmen


Algunos amigos de Luciano disfrutaban mucho de su compañía, otros no tanto pero con todos se llevaba bien.
Marcos lo pasaba a buscar todos los días a las 7:30 para ir a la escuela, que quedaba a pocas cuadras. En realidad entraban a las 8 y a 2 minutos por cuadra, tardaban no mas de 8 minutos en llegar. A luciano no le gustaba llegar tarde, pero tampoco estar tan temprano, así que los 20 minutos que sobraban los pasaba Marcos esperando que Luciano termine de prepararse y desayunar.
EL ritual de ir a la escuela todas las mañanas parecía ser adictivo para Marcos que mas de una vez aparecía tocando el timbre, con su guardapolvo blanco y su valija de cuero marrón, un sábado.
También era común que Marcos tocase el timbre y atendiera la madre de Luciano desde la ventana de la planta alta.
-Marcos.¿que te paso?
-Nada. ¿Por?
-Porque son las 6 y media de la mañana.
-Uuuy, no me di cuenta, mi papá se fue a trabajar y pensé que era la hora.
-Esta bien, anda que te queda una hora mas para dormir.
Si, era muy despistado. Durante todos sus estudios Luciano lo ayudó a hacer tareas, prepararse para las pruebas, hacer trabajos prácticos. Es que en la casa de Marcos vivían, La madre, una mujer hipocondríaca que vivía enferma, o al menos siempre quejándose de dolores. Tenia todas las enfermedades conocidas y siempre estaba lista para acaparar alguna otra. No tenia el mejor carácter. Aunque las pocas veces que salia a la vereda tenia una cara siempre sonriente, trataba dulcemente a todos los chicos y a Luciano lo adoraba.
Cuando Luciano entraba a la casa de Marcos, la cosa cambiaba. Los gritos de la madre, los reproches constantes y algún que otro coscorrón hacían que las dificultades que tenia el chico en la escuela se convirtieran en el tema central de todo0s los días.
También vivía con ellos la abuela, que en realidad era la dueña de la casa y no desperdiciaba ocasión para hacérselo saber al pobre padre de Marcos que disfrutaba mas las horas de trabajo que las de "descanso" en la casa. El genio de la vieja era de temer. Una leyenda del barrio contaba que una vez se sonrió, pero eran solo leyendas. Ella también vivía quejándose de todo tipo de dolencias.
El "Cuqui", así le decían al padre de Marcos, era empleado de una empresa de camiones de transporte y llevaba mas de 10 años sin salir de vacaciones. El patrón se las quería dar, pero él prefería trabajarlas para no estar en esa casa.
La naturaleza hace cosas increíbles. Existe el dicho que dice, que con los años la mascota de la gente termina pareciéndose a su dueño. Y es muy real. Marcos tenía un perro pequines, un perro que de por si es feo, pero que con el pasar de los años comezó a parecerse a la su abuela y bastaba verlo caminar entre otros perros para reconocerlo, porque parecía estar siempre enfermo. Parece que de vivir en un ambiente donde las enfermedades eran para tenerlas y así poder vivir amargado, el pobre animal no desentonaba.
Eran muy buenos amigos con Marcos, pero Luciano a veces, se aburría un poco con él. Digamos que maduraban con otros tiempos.
Federico era un año mayor que Luciano, era diferente al resto, de cuerpo muy grande y dispuesto a hacer las cosas raras que Luciano proponía. Los padres de Federico tenían adoración por Luciano, lo llevaban al campo que ellos tenían, lo invitaban a las fiestas familiares donde sólo la familia concurría, muchas veces lo invitaban a comer con ellos. Los padres lo consideraban como de la familia y el propio Federico lo presentaba como su mejor amigo.
En una ocasión se juntaron ellos dos en la casa de Juancito, que era hijo de un funcionario con mucho dinero, tenia todos los juguetes imaginables y más, pero casi ningún amigo.
Juancito solo dejaba entrar a su casa a Luciano y a Federico y nunca salía a jugar con el resto. Dentro de esa casa se podía hacer cualquier cosa, aparte de atiborrarlo con todos los gustos, le permitían hacer cosas que a los otro chicos no, en realidad, hacía lo que quería.
En una ocasión después de jugar largo rato con los autitos nuevos traídos de Roma, se le ocurrió a Luciano, hacer el juego mas interesante. Armaron con una madera una rampa, por donde largaban los autitos, hasta ahí todo bien, pero la gran idea fue colocarles alcohol medicinal para así encenderlos y que fueran dejando la estela de fuego al saltar por la rampa.
Una experiencia casi cinematográfica que termino con Federico en el hospital con media pierna algo chamuscada. Nada serio, solo que se volcó un poco de alcohol y al andar arrodillados sobre el piso se mojo la pierna y todo se encendió.
Durante muchos años esa anécdota les sirvió a algunas de las madres para considerar a Luciano una compañía peligrosa.

domingo, 4 de enero de 2009

Bernardo Houssay


Que este blog sea un desorden no asombrará a nadie, esta aclarado debajo del título que es un lugar donde poner cosas que surgen o que tengo desparramadas. Pero así soy en la vida y no debería serlo. Cuando dicen que hay que educar con el ejemplo, trago saliva. Soy profesor y en muchas de mis materias el orden, la prolijidad son importantes.
Este año mientras daba una clase me detuve y les pregunte a los chicos.
¿Saben quien es Bernardo Houssay?
Por supuesto que sus caras torcidas decían todo.
Nació a fines del 1800, en Belgrano ciudad de Buenos Aires, terminó el secundario a los 13 años y a los 17 ya era farmacéutico. Todo un prodigio, pero no termino ahí, porque a los 23 o 24 años se recibió de médico. Hasta recibirse trabajó como ayudante de cátedra en la universidad en la materia, fisiología, que era su pasión.
Cuentan que mientras de chico leía un libro sobre anatomia, supo que éso es lo que queria hacer.
Centró su trabajo de investigación en la glándula hipófisis, que tiene que ver con la diabetes y en 1923 gana el premio Novel. Es la primera vez que un latinoamericano gana ese premio. Además fue nombrado Doctor Honoris Causa en mas de 20 universidades prestigiosas como la de París, Harvard entre otras.
Por militar contra Peron le hicieron la vida imposible durante muchos pero aún así, es el creador del CONICET (Comisión Nacional de Ciencia y Técnica) así como muchos otros centros de investigación.
Publicó el libro "Fisiología Humana" que se tradujo a muchos idiomas y fue usada por estudiantes de todo el mundo. Fue maestro de otro de nuestros premios Novel, Luis Federico Leloir.
No hay duda que se trato de una persona con todo el talento, Pero a sus alumnos les decía "Un hombre con talento, pero sin esfuerzo, no logra nada" o "Si bien la ciencia es universal, los científicos tienen patria y por ella deben trabajar" Esto en alusión a que la mayoría de nuestros egresados son tentados económicamente en el exterior.
En fin, espero no haberlos aburrido.
Ese día, la clase se mantuvo en silencio como muy pocas veces, para mi asombro, y hasta surgieron preguntas.
Esto me hace pensar que no les estamos dando toda la información necesaria. No alcanza con que nos quejemos sobre los ataques externos de los medios de comunicación y su vulgar selección de contenidos.
Seguramente lo que me llevó a contarles parte de esta biografía a los chicos, es ver la falta de interés en casi todo y que siempre busquen la ruta de menor esfuerzo.
No todo esta perdido, sólo hay que poner un poco mas de esfuerzo de NUESTRA parte.

Aqui hay un video que me hubiese gustado mostrarles a los alumnos para que vean, que con esfuerzo se puede lograr cualquier cosa, aunque vivamos en el cu del mundo.

Historia de una voluntad

viernes, 2 de enero de 2009

Inseguridad informática


Esto que escribo es a raíz de una nueva oleada de spam ofreciendo darle acceso a una persona, para ver la cuenta de correo de un usuario, sus contactos y hasta sus conversaciones por MSN.
Yo normalmente no abro mensajes reenviados, ni siquiera veo los PPS que me envían ni tarjetas a no ser que sea de un solo remitente y que éste sea conocido. Pero no pasa lo mismo con todos. Trato siempre de usar el sentido común, pero como bien dice el dicho "es el menos común de los sentidos".
Éstas supuestas páginas que dicen ofrecer los datos personales de otros, no tienen forma de acceder a las contraseñas privadas de Hotmail, por ejemplo. Pero lo que hacen es enviar al curioso a una pagina que les pide coloquen su usuario y contraseña para con eso ver todos sus contactos y revelarle sus conversaciones privadas.
Es muy obvio que la única contraseña que ellos tienen es por el momento la suya.
Aunque esto parezca infantil, cayeron miles. Supongo que la patológica curiosidad o celos pueden llevar a una persona a revelar sus datos.
Agrego simples consejos sobre seguridad informática.
La contraseña debe tener si es posible 10 dígitos, mezclando números y letras.
No usar la pregunta secreta por si perdemos la contraseña o al menos que la respuesta no sea evidente.
No brindar información personal por mail, jamas, si es necesario llamen ustedes.
Si entramos a nuestra cuenta en un ciber, revisar que no este marcada la casilla"recordar contraseña"
Si entran a su cuenta de Home Banking desde una pc pública (son muy osados) no tecleen su contraseña, háganlo por el teclado virtual con el mouse. Existen programas inundando la red que memorizan las claves ingresadas y las mandan por mail al pirata que lo esta espiando.
A muchos les parecerá muy obvio, pero conozco gente lamentándose.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...