lunes, 12 de enero de 2009

Viajar es un placer.

Salir con la familia es un placer del que no podemos escapar.
Sólo un pequeño detalle, mi mujer se pone algo nerviosa con los preparativos, es algo que por más que lo analice y lo charlemos no tiene solución.
Una salida que debería ser feliz suele comenzar con cada uno mirando hacia afuera por su ventanilla, al menos los primeros Km, nadie se habla. Y es lo mejor, seguir discutiendo seria peor.
Pasados 20 o 30 Km me animo a abrir la boca.
-Cuando te pregunto si estaba todo, no era para apurarte, sólo para saber si había que hacer algo.
¿Para que...?
  No se le había pasado, estaba acumulando presión esperando que al hablarle le sacara la tapa.
Pero está bien, tengo que confiar en ella, si dice que está todo, está todo.
-¿Querés mate? me pregunta, dando clara señal de haberse tranquilizado y querer pasar el resto del viaje en total armonía.
-Si, preparalo cuando quieras.
Para mis adentros pensaba, espero que tenga todo a mano y no me venga con que tengo que parar porque dejó las cosas en el baúl.
Ya había ella encendido la radio, otra muestra de querer traer paz a la travesía, pero revolvía entre las cosas haciendo cada vez mas ruido y la cara cada vez mas parecida a la de los primeros Km.
-¿Te olvidaste la bombilla?Se me ocurre intervenir.
-No la bombilla la tengo acá, no ves?
 Me olvidé el mate.
Por supuesto la culpa debía ser mía por apurarla o por haber nacido en año bisiesto.
-No te hagas drama, cuando paremos en Pringles compramos uno. Es así que tenemos una colección de mates con el nombre del lugar de donde proceden.
De atrás suena la pregunta que mas feliz deja al conductor.
-¿Cuánto falta pa?
-Recién hicimos 30 Km, falta mucho, dormite.
Ese comentario fue suficiente para originar una batalla en el asiento trasero, porque no hay lugar para que dos hijas duerman en un asiento. Por suerte mi mujer intervino, así que ya no eran dos gritos estridentes en mi nuca, ahora había otro en mi oreja derecha.
Pero el pasar de los Km va calmando los ánimos y durmiendo a los hijos. Se va haciendo desear el nuevo destino. Una playa paradisíaca, de anchas playas, tupidos bosques de pino y mucha paz, lejos de los centros turísticos que se abarrotan de gente.
Llegamos, bajamos, en una inspiración tragué todo el aroma a mar y perfume a pino de aquel privilegiado paraje del sus de Bs As.
-¿Esto es?No me gusta. Acá no hay nada. Es lo primero que dijo mi mujer mostrando todo su tacto.
-Esperá que veas la playa, es hermosa. Le dije mientras pensaba que había demasiados testigos para matarla en el camping. Porque fuimos de camping. A la naturaleza hay que disfrutarla pisando la tierra.
Después de buscar un buen lugar y bajar todas las cosas me dispuse a armar la carpa, una maravilla que sólo ocupa el lugar de unos palos de golf y que una vez armada es casi una habitación de hotel. Solo la usamos una vez y la segunda la llevó mi hija mayor en una excursión con los Scouts. Debió ser ahí que perdieron la bolsita con todas las estacas.
Pero no era el fin del mundo, conseguí un trozo de varilla de hiero que después de cortarla con una sierrita de mano y doblarla con el mango de la pala de camping cumplieron con su cometido. Las manos casi no me dolían de la tarea.
Por suerte no llovió demasiado, a la tarde paró y pudimos salir del auto. fuimos a buscar algo para comer y como era día de semana sólo encontramos abierto un almacén. La única pizzería abre los fines de semana. Pero comer unos sándwichs de fiambre dentro de la carpa es parte del ritual de salir de camping.
Por suerte somos todos delgados, nos acomodamos de sobra para dormir en la carpa y me trajo recuerdos de mis vacaciones de chico en Entre Ríos, donde se oía el río y las ranas en la noche.
Acá lo que oía era un mosquito que me torturó por horas zumbando en el oído. Nunca deseé con tantas ganas que me picara, las veces que fuese necesario para que deje de molestarme en el oído.
Pero no, la solución fue taparme dejando sólo una oreja fuera y la mano derecha lista, asi en cuanto pasara por mi oído le daba el manotazo. Después del primer manotazo en el oído ya no escuchaba ni al mosquito, era solo un zumbido constante, así que me dormí.
A la mañana todo se ve diferente, había sol, hacia calor, estaba todo listo para disfrutar la playa y yo me levanté antes que nadie a preparar mi equipo de pesca. Hacía mucho que no salia de pesca al mar.
A sólo 4 cuadras estaba esa playa imponente y nosotros acomodando sombrilla, heladerita, reposera además de mis cañas. A ella no le gusta la pesca pero se puso a tomar sol y yo feliz con mis cosas a una distancia donde pudiera haceme como que no la escucho. Hacía tanto que no pescaba en el mar que no recordaba ni como encarnar pero a base de pruebas se pasa el tiempo y uno se olvida de todos los problemas.
Se acercó un chico en bicicleta muy simpático que era nativo de ese lugar y nos pusimos a charlar.
-Que suerte tenés en vivir acá nene, esto es un paraíso. Le dije al pibe. Mientras tiraba la línea al mar.
¿Salen corvinas acá?
- Si corvinas y pescadillas hay muchas, cuando salen salen muchas.
-¿Y sabes si se está sacando?
-Hasta ayer si, pero cambió la luna anoche, ahora no va a salir nada.
-Huy.¿Y cuando vuelve la luna buena?
-Dentro de dos semanas. Me dice el nene mientras mi sonrisa se esfumaba.
-Pero algo saldrá. Dije yo con un resto de optimismo.
-No, de costa nada, la única forma es embarcarse, pero el lanchero no esta en la semana, viene sábado y domingo.
Pero yo estaba de vacaciones, no me importa si un nene mandado por el enemigo quería deprimirme así que me quede firme con mi caña en la playa.
Para el mediodía estaba todo quemado y de un solo lado, ya no tenía ganas ni de pescar, ni de dormir de nuevo en esa carpa llena de migas y mosquitos.
Jugamos un rato en el mar con las nenas, aunque la chiquita le tenía miedo a las olas y se la pasó a los gritos, después nos pusimos a juntar piedras de formas curiosas para la pecera y para la tarde ya teníamos todo sobre el auto para , de común acuerdo, volver a casa.
Como el mar cansa, todos venían durmiendo, menos el chofer que no podía darse ese lujo.
De esas vacaciones no hablamos nunca mas, solo quedan de recuerdo, el mate que dice Gral Pringles y una piedra con un agujero por donde pasan los peces de colores.

Cualquier semejanza con la realidad es pura mala suerte.

43 comentarios:

  1. Cómo me hiciste reír!!!

    La primera escena, cuando salen con mala cara los dos es ASÍ, jajaja! ¿¿por qué?? Los primeros km uno tiene ganas de acuchillar al otro, y de lo único que tiene ganas es de estar tranquila / tranquilo.

    Escena II: ¡la del mosquito! ¿no habías llevado Off? Seguro que ELLA se lo olvidó...

    Escena III: vos, todo quemado, después de no haber pescado NADAA.

    Me hiciste acordar a una experiencia parecida, en Chascomús. Cuando estábamos por pegar la vuelta, un amigo dice: "lo mejor de este programa... ¡¡es que ya terminó!!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja muy bueno.Hay vacaciones que mejor olvidar.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues yo también me pongo nerviosa como tu mujer con los preparativos del viaje. La entiendo perfectamente. Carmine.

    ResponderEliminar
  4. Para este tipo de aventuras, hay otras opciones.
    Una es, no ir ni de vacaciones ¡¡¡ni de camping!!!

    Otra opción -diría un amigo muy querido-, ¡¡¡es el divorcio!!! ajajaaaa

    Pero mbuéh... no se preocupe, para las próximas vacaciones, un tiempito antes, jueguelé al Quini o al Loto!!!

    Saludos con candor vacacional...

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado echarme unas risillas a estas horas desde luego!!!

    Y mira que si algo se ha parecido a la realidad es mala suerte... jejejeje eso es que algunos de nosotros hemos tenido esa mala suerte!

    besitos

    ResponderEliminar
  6. Gracias Estrella, no me siento tan solo entonces. Me alegro que te divierta mi desgracia.

    Gatadeangora, si es cierto, yo lo que quería era olvidarme a mi mujer allá, pero cuando fui al auto ya estaba dentro.

    Carmine, entiendo lo de los nervios, pero sabiendo como es, propuse preparar todo en día anterior y salir sin revisar nada, total, lo que se olvidó ya está, nadie muere. Pero es inevitable, es mas fuerte que ella.

    Me alegro Ayshane que te haya encantado y lo de la mala suerte es relativo. Cuando dicen que desgraciado en el juego afortunado en el amor, pienso que debe haber otra opción, porque en ninguna encajo.

    A todos gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  7. No Mi candorosa amiga, el divorcio no es una opción, elijo tan mal que seguro la próxima será peor.
    Aparte no dije que fuese una experiencia mía, es solo un relato salido de mi imaginación................................................................ perdón, estaba llorando sobre el teclado.

    ResponderEliminar
  8. Para mi que ud sale de viaje para poder comprar un mate regional. ¿Cuántos lleva acumulados en su secreta colección?

    ResponderEliminar
  9. Mañana los cuento y le digo doña Indis.
    ¿Ud. es de la isla de Creta?
    Su nombre me tienta a ponerle otros apellidos, pero me los reservo para otra ocasión.
    Un placer tenerla por aquí, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  10. yo que queria irme de pesca , hace tantos años que no voy....
    Recuerdo mi esposa como puteaba cuando le pedía que me cebe mate en el auto!

    ResponderEliminar
  11. Mire, se lo merece, por ir de Camping...a quién se le ocurre que esas puedan ser vacaciones?

    En mi caso, hacemos todo juntos...las valijas también: él pone ropa y yo saco. Tanto así, que una de las últimas veces que salimos de vacaciones ( fin de semana largo de octubre) cuando llegamos al lugar...las valijas estaban RE-MAL HECHAS!!! No habíamos traído ni un solo calzoncillo para él, ni remeras para el monito ( solo la que venía puesta) ni abrigo para la monita mediana...zafó la monita grande porque ella se elige la ropa, pero no le había traido nada de higiene...ni cepillo de dientes, ni desodorante...
    Un desastre!!!

    Ahora que estamos en los preparativos de estas vacaciones, hicimos una lista, y ambos controlamos que esté todo!

    Qué lindo es vacacionar en familia!

    ResponderEliminar
  12. jajaja...pero al fin, no son bonitas las vacaciones? y los mates nunca están de más, o no?
    Me has hecho recordar a la preciosa playa de Pehuén Có....nada...las playas, las dunas, el camping y esa ancha franja de caracoles...no, recuerdo las peleítas, sólo la hermosura de la playa solitaria. Brava la playa...eso sí recuerdo, había que cuidar mucho a los chicos, lo demás, detalles. Besitos desde mi río seco

    ResponderEliminar
  13. Yo en algún momento dije que era en Pehuen-có?
    Creo que mara y cuyá es vidente, no se si lo sabe.
    Un beso desde acá y espero que llueva así fluye ese río.

    A ver mona loca, que es lo que me merezco, esas vacaciones o a mi mujer?
    SI yo hago las valijas me arreglo con una mochila, si la hace mi mujer son dos o tres enormes bolsos donde hay de todo menos lo necesario, pero seguramente el problema soy yo.
    Que les vaya bien a toda la manada y no se olviden el mate.

    Minombresabeahierva, si quiere ir de pesca hay que ir con amigos, la familia es para otra cosa, avíseme y vamos donde quiera.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  14. Gamar, se merece esas vacaciones!!
    A su mujer la eligió usté, así que seguro la merece, no hace falta aclararlo!! jajajaa

    Sabe que en mi caso es absolutamente al revés????
    Si fuera por el Mono, se lleva el placard entero, yo me arreglaría con tres prendas.
    Y al terminar las vacaciones, le muestro un montón de ropa que "trajimos a pasear"
    Pero no hay caso,che, no aprende.(Y depsues de lo de octubre, me tiene bien agarrada)


    Una última cosita: SIEMPRE la culpa es suya, obvio. Cuanto antes lo asuma, mejor le irá!
    ( qué quiere, che! hay que proteger al gremio!)

    besos!!!

    ResponderEliminar
  15. A mi no me arrastran a un camping ni con la promesa de que dormiré con el Cluny!!
    A mi me gusta la camita, con la almohadita, la duchita, estar lejos de los bichos y todo eso.
    Fui muchas veces de campamento cuando era "mas" jovencita que ahora. Y la verdad no me molestaba porque estabamos entre amigos y la pasaba re bien.

    Igual, convengamos en que tu fin de semana fue un tanto accidentado! Aunque, a la distancia, no hay nada mas lindo que estar con la familia y reirse de las cosas que pasaron!

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Vamos Stella. Imaginatelo al Jorge Cluny transpirado rompiendo ramitas para hacerte el asado y después te llama desde la carpa con un dedito.
    No vas?
    Pero si, en ese viaje se le dieron todas al protagonista.
    Un beso para vos

    ResponderEliminar
  17. ayyyy Gamar!!!!! Es Pehuén-Có???????? No soy vidente, es que tu descripción es muy buena y estuve ahí...la asociación vino al instante. Cómo está ahora? Yo estuve hace 16 años; ojalá no haya cambiado. Por lo que decís no. Me encantó la coincidencia. Besos...está difícil lo de la sequía, nunca vi así al Paraná.

    ResponderEliminar
  18. Si, es Pehuen-có. Fui muchas veces con amigos a pescar, porque es bastante cerca y quise que la flia. disfrutara como yo de ese lugar, pero no se dió.

    ResponderEliminar
  19. Ese es el precio que hay que pagar por salir unos días de la selva...Jaja.
    En todas las familias pasa lo mismo.
    Si no se discute por un mate, se discute por la mayonesa del sandwich.
    Pero me gustó el relato.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. jajajajaja... quién no se ha sentido identificado con tu relato....jajajajajaja todos yo creo

    ResponderEliminar
  21. ¡Cómo me vas a poner mayonesa!
    Sabes que no me gusta. Ahora lo tengo que tirar. Comételo vos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Que divertido Gamar!!!!

    Y yo me pregunto quien no ha pasado estas peripecias en algunas vacaciones??? Si es que son la salsa de ellas.

    Historias del dia a dia de una familia, con sus pros y sus contras.

    Pero al final siempre es bonito porque cuando pasa el tiempo, recuerdas las cosas bellas, y dejas a un lado las malas, y por eso no dejas de querer menos a tu familia, al contrario te das cuenta que és eso: " una familia".

    Besitossss

    ResponderEliminar
  23. Yo llego a mencionar la palabra camping delante de mi mujer y ahí mismo empiezan las hostilidades. Ni en mi sueño más ambicioso podría hacer que ella y mi hija (nótese que tengo solo una) se suban a un auto sabiendo que en pocas horas quedarán a merced de mis habilidades -escasísimas por cierto- para la supervivencia.

    Pero esto tiene su lado bueno: Mis vacaciones fracasan, pero por motivos distintos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Me encantaron tus cortas y accidentadas vacaciones.... jajaja. A veces salen así de mal, no te preocupes, no eres el único, jaja.
    Un beso, cielo.
    Natacha.

    ResponderEliminar
  25. Yoni, no sabe las veces que lo intenté tocar, no a ud, no me mire asi, al rock and Roll me refiero.
    Mi decisión por el camping la planteo así
    O voy en hotel 2 días, no se olvide que soy docente, o voy en carpa 15 días.
    Me decido por ir en carpa y termino un dia y medio en camping y nos vamos.
    "Éramos tan pobres" decía el Negro.
    Gracias por la visita, un abrazo.

    Natacha.
    ¿Cómo así de mal?
    Así son todas mis vacaciones en flia.¿Está mal?
    Gracias por pasar, es un gusto tenerla por aquí.

    ResponderEliminar
  26. Gamar: Entre mates y mayonesa te dejé un regalito en mi blog. Cuando quieras podés pasar a buscarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Me rei mucho con tus vacaciones! Quizas no te sirvieron para pasar unos lindos dias pero si para tener una anegdota muy graciosa!

    ResponderEliminar
  28. Gracias Fabiana por el inmerecido premio. Tengo que limpiar a ver donde lo pongo.

    Anónimo. Te parece bonito reirte de las desgracias ajenas?
    Si, si es por anécdotas tengo muchas, pero recién se vuelven graciosas con el tiempo.
    Gracias por pasar y comentar.

    ResponderEliminar
  29. Llego desde el blog de Fabiana y me sorprendió encontrar esta entrada tan divertida. ¿Será que es fácil identificarse? Bienvenido al mundo bloguero. Me parece que te encontraras como pez en el agua... (y sin pescadores cerca) Saludos desde Puerto Rico.

    ResponderEliminar
  30. Bienvenida Siluz, es un honor que pases por aquí y tendré que regalarle algo a Fabiana que mandó tanta buena gente.
    Parece que se indentifican unos cuantos, es un consuelo para mi, digo por el dicho "mal de muchos consuelo de tontos"
    Te mando un beso desde más abajo en el globo.

    ResponderEliminar
  31. Bueno, dos cosas:
    Una, como corres, para mi limitado tiempo últimamente :) Me encanta que lo hagas eso denota que estás inspirado.
    Dos, cuantas personas que te conocen y disfrutan contigo.Esto también me encanta, si :)
    Ahora, después de reirme un poquito con esa luna que no era propicia... lo leí de un tirón, pensando... cuántas de esos momentos viví, pero sabes, yo pensando en lo mio, como no estamos en la cabeza del otro... y te voy a contar una anecdota,jeje... ibamos de camping, pues a mi también me gusta practicarlo...llevaba todo, era raro que se me olvidara algo... pero hete aquí que después de andar unos 20 km, de repente se me viene a la cabeza, ¡la tienda!, parada en seco, como quien dice, y hala, vuelta otra vez para casita, no importó, risas un montón, y bueno llegar un poco más tarde al camping... eso si la pasta de dientes y el peine y todas esas menudencias iban, ay, comos somos algunos humanos...

    Sigo para arriba con una sonrisa en la cara :)

    ResponderEliminar
  32. a ja ja Haideé, eso si que es olvidarse algo importarios.
    Un besotante. Pero si te cuento que fuimos a pescar y nos olvidamos las cañas estamos igual. Lo contaré en otra entrada, porque las salidas con amigos también dejas sus anécdotas.
    Siempre un placer leerte, hasta en los comentarios.
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Menudo viajecito, los preparativos para todo siempre ponen nervioso, bueno a mi no y menos si salgo de vacaciones, ufffffff la felicidad de pensar que voy a estar unos días fuera es lo mejor para estar alegre... jjeje la verdad que no tuviste mucha suerte y menos mal que el mosquito no te pico jjejeje.. claro si a eso le sumas que no pescaste nada.. bueno.. realmente simpático este viajecito.. jjejej.. un saludo y feliz semana

    ResponderEliminar
  34. Como he disfrutado del viaje y como me he reído.
    Gracias por haberme pasar un rato agradable leyendo este relato.
    Con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  35. Gracias Balovega por pasar. Yo tampoco me pongo nervioso al salir de vacaciones pero...es lo que hay.

    Me alegro Mari que hayas disfrutado el viaje y que "estes viva".

    Besos

    ResponderEliminar
  36. Jajajaja......sorry que me ria de tu desgracia jajaja, pero es inevitable no hacerlo y por algo has dejado esta historia aqui, tu mujer me recuerda a mi mamá, porque muchas prefieren pasar unas lindas vacaciones con tanto histerismo? casi que mi propia historia de niña!!!!

    ResponderEliminar
  37. Mortall!!!! Aunque mi viaje soñado, ese que comentaste en mi espacio, aunque no lo creas, comoenzó CASI así...como en realidad suelen empezar todos los viajes.....Por suerte tuvo un desarrollo y un final más feliz y pudimos disfrutarlo!!!! Hay que vacunarse contra la mala onda!! Especialmente antes de salir de vacaciones!!

    ResponderEliminar
  38. Tigrita, no te disculpes, me alegro haberte sacado una sonrisa. te aclaro que mi mujer no se pone histerica para salir de vacaciones, vive así.

    Gla, saque algo bueno de publicar esto y es que no soy el único.
    Saludos viajeros.

    ResponderEliminar
  39. ja, ja, ja..nada que se parezca a mi realidad actual.... ya mis hijos están grandecitos y no me olvido el mate al salir y mi esposo no me apura....pero cuántos recuerdos de aquellos bellos tiempos, jajaja el tiempo todo lo cura viste? un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. sigo colgada de tu blog... todo por no irme renga!!!

    Esas maravillosas experiencias vacacionales dejan huellas imborrables en la familia. Con gusto te invitaría a un almuerzo familiar donde mis hijos hablen de sus experiencias vacacionando, en esas condiciones de mierda, con nosotros...
    Lo de las condiciones no va por la carpa, el campamento nos encanta....va por el mal humor terrible que carga alguna gente y que arruina todo, aunque no se de cuenta!

    ResponderEliminar
  41. Cas, tampoco es mi realidad actual. Pasó hace como 3 años pero se parece a casi todos los viajes en flía. Aunque pueden ser peores también.
    Besos, o un abrazo, es a discreción.

    Soledad, si, si, ese es el único problema con los campings, en realidad con cualquier salida. No importan las condiciones , si hay buena onda se disfruta como sea.
    Y siga colgada nomás que una mujer renga queda feo.
    Besos

    ResponderEliminar
  42. Gamar, como te mencioné en mi blog, me atrapó tu crónica del viaje pues está narrada de forma muy natural y pude imaginarme cada una de las escenas.

    Yo soy fan de los campamentos y no me molesta nadita pasar un par de noches incómoda, lo aguanto bastante bien, incluso los mosquitos y es que nada se compara con el contacto con la naturaleza.

    Lo que para mi es como un Misterio (y lo pongo con M mayúscula) es todo ese rollo del mate ¿qué onda con el mate? ¿sabes? acá hasta me he metido a la wikipedia con mis amigos a leer sobre el, que es, como se prepara, como se toma y todo el trasfondo social y simbólico de su consumo, se me figura como si fuera una costumbre de tipo oriental. Para mi es todo un misterio y eso de la bombilla aún más, espero más adelante leer más crónicas en relación con el mate.

    ¡Besos y abrazos!

    ResponderEliminar
  43. Myriam, me alegra mucho te te gustara el relato.
    El mate es algo tradicional argentino, que también se acostumbra en Paraguay, algo en Brasil y mucho en Uruguay.
    Es una infusión, como un te de hiervas que se prepara en un recipiente del mismo nombre y se comparte. Principalmente eso de compartirlo es lo que lo convierte en excusa para reunirse, charlar y estar en contacto con otros.
    http://ceibodelparana.blogspot.com/search/label/mate
    En ese enlace, una amiga hizo una entrada sobre el mate.
    Un beso y te espero con el mate.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...