viernes, 20 de junio de 2014

Peronista

Pedro era peronista.
Era muy poco lo que hablaba, pero se lo pasaba gritando y decía "Viva Perón" cada tanto.
Yo era muy chico y son pocas las cosas que recuerdo de esa época pero sin dudas Pedro y el tío Pepe quedaron en mi recuerdo.
El tío Pepe era muy extraño y hoy que mis recuerdos se ponen en contexto me doy cuenta que era un verdadero personaje de esos que pintaron de color esa pasada época del folclore urbano del Río de la Plata.
No recuerdo el tono de su voz, la del tío Pepe, porque la de Pedro si la tengo grabada, pero recuerdo que hablaba siempre de la "Chatita" y por lo que decía era la máquina más confiable que la tecnología de esos años había logrado diseñar, pero que además tenía sentimientos.
Si, la Chatita era una vieja Ford modelo "A" y que según mi tío era fiel y que cuando el le hablaba ella entendía y por eso tenía que tratarla bien.

No sería lógico haberla cambiado si era tan buena máquina, pero al parecer, la modernidad había traído al auto definitivo, al mejor exponente de su rubro.



El Siam Di Tela.

Si la Chatita tenía sentimientos, al Siam le faltaba hablar.
Sin dudas el tío Pepe se llevaba mejor con sus autos que con la familia exceptuando a pedro, claro.
La primera vez que escuché la marcha peronista, se la escuché cantar a pedro y para el tío era como dejar salir la euforia. Podía comenzar con un gol de Chicago o simplemente llegaba contento de la calle , se miraban y antes de saludarse, estaban los dos cantando la marcha peronista.

Disculpen los extranjeros que lean y no entiendan lo que significa ser peronista. Y no se confundan, porque no tiene nada que ver con política.
En mi casa no había ningún peronista, al menos hasta que Pedro se vino a vivir con nosotros.
Mientras vivían en la casa de mi abuela, eran dos personajes simpáticos  pero un día apareció Pedro en casa. Al parecer había fallecido el tío Pepe  y desde ese día se quedó a vivir con nosotros.
El barrio entero cambió porque se escuchaba cantar a Pedro su marcha peronista y algo que decía siempre sobre Evita que no llego a recordar, creo que era alguna poesía. Entre eso y los goles de Chicago que relataba y gritaba como el mejor relator de radio, nos pusieron de protagonistas en el barrio.
Recuerdo que me preguntaban los vecinos.
¿Es en tu casa que se escucha alguien cantando la marcha peronista?
Y yo tenía que decir que si, que era Pedro y en realidad ya nos tenía a todos un poco cansados y avergonzados con los vecinos.
Pero Pedro era viejo y un día recuerdo que llegué a casa y subí hasta la terraza, el lugar preferido de Pedro. Ahí estaba mi papá, acomodando la tierra del cantero grande y la jaula de Pedro estaba vacía.
Desde ese día se habrán vuelto a Juntar, el tío Pepe y Pedro, su loro peronista.

15 comentarios:

  1. Muy buen relato. Me gustó mucho. No afloje con el blog, dele, siga escribiendo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muy real y divertido tu relato. Lo de los cantos anti y a favor de la marcha peronista junto a la convivencia de los vecinos que estaban de un lado y del otro los tengo muy marcados desde mi infancia. Alcancé a tener un Siam Di Tella y me arrepentí mucho de haberlo vendido. Muy bueno Gamar, muchos saludos!

    ResponderEliminar
  3. Sorprendiendo como siempre.... Me encantò no haber descubierto a Pedro hasta el final...

    ResponderEliminar
  4. Me encantó la historia y más porque en mi casa igual se instaló por muchos años un pariente de Pedro que se llamaba Quico pero a el le daba por pasar lista de todos los integrantes de mi familia numerosas veces al día.

    Yo también pude mantener la sorpresa hasta al final y ya me documenté sobre la marcha Peronista, que gracioso, me hubiera encantado escucharlo, sin duda era un loro muy patriota y muy culto.

    Saludos Gamar!



    ResponderEliminar
  5. fbm:
    Si, todo un personaje.
    Gracias y saludos.

    OPin:
    Muchas gracias y trataré de acordarme del blog.
    Saludos


    Lao:
    Sobre todo, muy real. Salvo salvo los detalles que alterara el tiempo en mi memoria es tal cual.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Winnie0:
    Me alegra que te gustara.
    Beso

    Gla:
    Amiga ¿Cómo va la vida después de tanto tiempo?
    Creo que si no sigo escribiendo me pierdo el contacto con muchos de ustedes, que son lo mejor de esto.
    Saludos

    Myriam:
    Me alegro de que le gustara.
    Culto no es la mejor palabra. Yo les mencioné que lo de ser peronista en esa época no era meramente político, sino mayormente social. Pero pobre loro, es lo que le habían enseñado.
    Beso.

    ResponderEliminar
  7. Tierno relato. Del peronismo, no opino. Nunca lo he entendido y eso que he conocido a dos militantes. Uno de ellos me decía que era una religión. El otro también me confundió bastante porque renegó del anterior. Debo ser muy limitado, pensé...

    Saludos cordiales desde Barcelona

    ResponderEliminar
  8. Mire Don Gamar; Si uno pierde el contacto es porque quiere! Usted sabe còmo ubicarme! De todas maneras me alegro que ambos estemos volviendo al ruedo casi al unìsono!

    ResponderEliminar
  9. Como en otras ocasiones, he tenido que releer el texto una vez descubierta esa sorpresa final. Así que Pedro era un loro, un loro peronista, jaja.
    Muy grande, Gamar.

    ResponderEliminar
  10. Genial! mirá si Pedro era uno más y solo se limitaba a putear, hubiera sido todo un desperdicio ;)

    ResponderEliminar
  11. El loro de casa de mi abuela cantaba la marcha peronista... pero se justificaba, porque mi abuelo era de aquella vieja militancia, de ideales y demás. Nunca trabajó para el Estado ni recibió beneficio alguno; sólo recuerdo sus plaquetas que llegaban cuando cumplió 10, 15 20, 25 y no recuerdo si más años.... "Afiliado Vitalicio" fue la última.
    Me llevó hasta esos recuerdos!!!

    No he visitado blogger en un tiempo, sabe? hoy anduve con ganas de escribir y entré. ha pasado un tiempo desde su último post tb alparecer... Reactivaré un proyecto que tuve... así que

    Nos leemos

    ResponderEliminar
  12. Su blog casi tan abandonado como el mío? Es una pena...me gustaba leerlo...Yo queriendo volver....

    ResponderEliminar
  13. Mis ganas se quedan en envión. Estan dadas la condiciones para que vuelva a escribir, pero...
    Ya veremos que nos depara la vida. Le mando un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...