sábado, 14 de julio de 2012

Viaje en el tiempo

No existe el tiempo como algo lineal.
No quiero meterme en cuestiones relativistas que lo tratan como si fuese una dimensión más, pero creo que es más real esa percepción. Sucede que no sabemos manejarnos en esa dimensión.
A veces nos ocupa una charla con viejos amigos y por un momento sentimos estar en ese tiempo, olvidándonos del actual. Tanto es así, que situaciones que no recordábamos aparecen y comenzamos a recordar y eso desencadena otra y el ambiente, las escena, el tiempo se arma a partir de ese momento.
Viajamos en el tiempo.
Por ahora no sabemos como evitar volver, pero viajamos.
¿No les sucede que un olor, un perfume los transporta en el tiempo?

16 comentarios:

  1. Pues esa es la única máquina del tiempo a la que parece que podremos tener acceso: nuestro cerebro. En parte, el hombre vive de sus recuerdos, siempre recordando, siempre viajando. Incluso, es curioso, Ray Bradbury, que escribía sobre el (su) futuro, se remitía a lo que él vivió a lo largo de su vida, pero tomando cosas de su pasado más directamente que lo haría alguien más que escriba.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. No será una máquina espectacular, pero funciona.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Ay, sí que pasa.
    Lástima que regresamos a nuestra adolescencia sin la frescura y a la infancia sin la ingenuidad. Será que no es lo mismo ir que volver, aunque se transite la misma ruta.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Muchas cosas nos llevan y nos traen en el tiempo. Nuestra cabeza es una máquina tan poderosa como inabordable. LO bueno es disfrutar de los recuerdos que esos viajes nos regalan, sabiendo que son sólo eso: recuerdos. Sino corremos el riesgo de ser víctimas de una nostalgia que no ayuda a crecer. Muchas veces extrañar viejas épocas hace que no disfrutemos el presente. ¿No le pasa?

    ResponderEliminar
  6. Un perfume, un olor, una canción todo encadenado para traernos el pasado.

    ResponderEliminar
  7. Nunca creí aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor...La frase es fruto de la nostalgia y de la memoria que olvida lo ingrato.

    ResponderEliminar
  8. Malena:
    Por algo dicen que nunca hay que volver al lugar donde uno fue feliz. Seguramente ese recuerdo sin la pincelada de brillo de la nostalgia, sería un lugar más.
    Beso

    Gla:
    No me pasa a mi pero conozco personas que no se reponen nunca y viven una nostalgia triste.
    Hasta el momento sólo hago esos viajes con buenos recuerdos.
    Será que mi mente borró todos los malos?

    ResponderEliminar
  9. la MaLquEridA:
    En mi caso la música y los aromas son los de mayor poder.

    Luis Antonio:
    No soy tan tajante. Ni una cosa ni la otra. Hay momentos pasados de una felicidad extrema y también hay malos momentos. Sucede que mi mente se olvida de los malos momentos. Me ha sucedido verme con alguien después de muchos años y cuando me mencionaba situaciones tristes sentía como si se abriera un cajón tapado de tierra y sellado por telas de araña. Si uno escarba, están ahí, pero ya no nos molestan.
    Hay tiempos pasados que fueron mejores y si la nostalgia los adorna, mucho mejor lo pasamos al recordarlos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. El olor de unas magdalenas es lo que desencadena una de las novelas más importantes del siglo pasado: "En busca del tiempo perdido" de Proust.

    ResponderEliminar
  11. Suerte la suya. Yo trato, por momentos me gana la otra nostalgia, la que da tristecita...Pero en el fondo tiene algo de dulce esa tristeza!

    ResponderEliminar
  12. fbm:
    No conocía esa anécdota. Buscaré es novela, gracias.

    Gla:
    Creo que cada uno tiene predisposición por los recuerdos alegres o tristes, ver las cosas de forma positiva o negativas. Es así. Dos de estas personas viendo una obra de arte abstracto, o una mancha de colores, que es casi lo mismo, verán una explosión de colores que inspira energía y el otro verá una masacre horrible y triste.
    Me recuerda una película, en realidad es un documental que argumenta la ausencia de una realidad. No existe una realidad sino que cada uno de nosotros, dependiendo de sus experiencias y sus químicos activos en ese momento la fabrica a partir de los tatos que toma de su entorno.
    No todos vemos lo mismo y no todos interpretamos de la misma manera eso que vemos.
    Es más largo este comentario que la entrada original. Este blog se muere. Eutanasia ya.
    Beso

    ResponderEliminar
  13. Así es, y el poder de evocación de cualquier nimiedad que llega de repente a nuestros sentidos puede llegar a ser enorme.
    No hace mucho pensé en esto cuando dando un paseo por el monte me llegó el aroma de las hojas de la higuera cuando están muy calientes por el sol. Me acordéis de momentos de mi niñez tan nítidos como si el tiempo no hubiera transcurrido desde entonces.

    ResponderEliminar
  14. Mientras podamos reencontrarnos les damos a nuestros blogs una inyección de energía...Se lo extraña...ojalá nuestros caminos empiecen a cruzarse más seguido.... Y así me gusta, siempre con mirada positiva. Aunque no lo crea, estoy aprendiendo a hacerlo!

    ResponderEliminar
  15. El tiempo va en círculos. No me importa si ya lo dijo Einstein (ponele). Te lo digo yo.

    ResponderEliminar
  16. Coincido con el comentario anterior, el tiempo es un contínuo, va y vuelve. Es infinito, asique si, es un círculo.


    (míreme a mi, hablando de lo que no se :P )

    PD: si lo de los olores es un ticket sin escala al pasado (o al futuro?)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...