jueves, 4 de agosto de 2011

Budilnik


Mis instintos más básicos, más animales, irracionales e incontrolables aparecen con sólo escucharlo.
Controlo mis deseos de tomarlo con mis manos y destrozarlo, aunque no se si sería capaz de hacerlo.
En el fondo sé que lo necesito. Tengo que admitir que tiene razón, pero lo aborrezco.
Por más que pasen los años no me acostumbro a él, no quisiera escucharlo nunca más, pero aún así, me duermo a su lado.
Cada día comienzo poniéndole una mano encima y sólo con eso se calla.
Llevo 20 años durmiendo a su lado y lo odio. Pero a la vez, no puedo dejar de mirarlo.
No quiero ni nombrarlo.

orë me zile
Wecker
منبه
զարթեցուցիչ ժամացույց
будилник
闹钟
clog aláraim
アラームクロック
đồng hồ báo thức
alarm clock
vekkerklokke

30 comentarios:

  1. He tardado un rato en darme cuenta del objeto de tu odio. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. conozco esos compañeros de vida un tanto insistentes, tengo uno que se calla pero solo por cinco minutitos, luego vuelve el alboroto...

    ResponderEliminar
  3. Por eso amo los sábados y domingos...con no escucharlo ya la vida es más placentera!!!!!

    ResponderEliminar
  4. FBM:
    Gracias, seguro es por la hora.

    S A L:
    Y gracias a esa función es que no me duermo de nuevo. Un saludo

    Gla:
    ¿Ah, usted es de los que se acuerdan de apagarlo los fines de semana?
    Maldición.

    ResponderEliminar
  5. Yo me cansé de esos ruidos insoportables ideados para que uno pierda la paciencia y el buen humor y empecé a usar el celular.
    ¿Que cual es la diferencia? Lo bueno es que me gravé la cortina musical de Dexter y así logro despertarme como si hubiera asesinado al dispositivo que me hace levantar.

    Cosas de uno vio?

    Un abrazo y gracias por pasar por mi humilde blog.

    ResponderEliminar
  6. ¡Cómo te gusta desconcertarnos!
    Si se pudiera retroceder en el tiempo yo colgaría al que lo inventó, aunque, como bien dices, necesitaríamos a alguien que lo volviera a inventar.
    Mondo cane!

    ResponderEliminar
  7. OPin:
    Bienvenido.
    Si usted escuchara el sonido del mío. Es un radiorreloj que perdió la voz y lo que suena es una especie de mezcla entre transformador con pérdidas y motor fuera de borda. Es aterrador.
    Pero también tengo el celular con un riff de jazz.
    Gracias por pasar

    JuanRa Diablo:
    Si, eso me gusta, espero que funcionara.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Obvio...lo apago....y al pariente que llevo en mi muñeca lo abandono en la mesita de luz hasta el lunes....La vida es más linda si n que nos controle!!!!O no???

    ResponderEliminar
  9. La costumbre ha hecho que mi sueño se interrumpa siempre y automáticamente a las 7:00 am (par de minutillos más, par de minutillos menos) así que sin problema me puedo ofrecer de radioreloj personal con una amplia variedad de temas musicales a elegir... ¿o ya le queda muy tarde las 7:00?.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Gla:
    Jamás recuerdo apagarlo los sábados. Además si lo apago es muy probable que no recuerde encenderlo el domingo y me dormiría el lunes.
    El de la muñeca si, lo uso solamente los días que tengo clases.

    Myriam:
    Si, eso también es cierto, me lleva varios días desacostumbrarme al horario y hasta los domingos me despierto 6:30.
    Mire, su oferta es para pensarla y lo mejor para despertarse seriaa... ¿Cómo son esos que no hablan y se pintan de blanco la cara?

    Gracias a ambas por pasar.

    ResponderEliminar
  11. Yo no lo odio, no me da tiempo, despierto antes de que suene, tengo tal insomnio que soy yo la que despierto al reloj.


    Un saludo, me quedo leyendo si no es molestia.

    ResponderEliminar
  12. Ufff dispositivo maléfico si los hay. Yo solucioné muchos problemas desde que tengo un celular al que le puedo decir cuando quiero que suene la alarma, lo puse de lunes a viernes, mis fines de semana son más tranquilos y no me preocupo por programarlo para el lunes.

    Soy de esos que si los dejás siguen de laaaargo, hace más de 10 años que me despierto (despertador mediante) a las 7 y todavía no me acostumbro.

    ResponderEliminar
  13. Yo lo cambié por un radio reloj despertador. El problema es que me quedo dormido, aunque escuchando música.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. la MaLquEridA:
    Bienvenida por acá, es un gusto.
    A mi me sucede algo similar, no es que tenga insomnio, pero me despierto casi siempre antes de que suene por costumbre. Pero me gusta quedarme un rato, despertándome de a poco y siempre espero que me queden 10 minutos más, hasta que el endemoniado me sobresalta avisando que ya es hora.
    Ojalá le agrade algo de todo lo que hay y le recomiendo las entradas sugeridas arriba ala derecha porque las últimas dejan mucho que desear.
    Beso

    Nick:
    Lo descubrí hace poco, porque yo apago el celular cuando me voy a acostar, pero no sabía que la alarma suena igual. Ahora lo tengo programado los días de madrugar y me ayuda a no oírlo los fines de semana.
    Yo no puedo dormir más del tiempo necesario y hasta los domingos me despierto temprano.

    Netomancia:
    EL mio es radiorreloj también, pero la radio no anda muy bien y el ruido supera la música ampliamente.
    Saludos y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  15. Yo tampoco lo entendí a la primera, y es que no había notado lo de más abajo. Jaja.

    ResponderEliminar
  16. Mi abuela no lo necesitaba y se levantaba todos los días a las seis de la mañana. Eran otros tiempos, otros cuerpos y otras costumbres...

    Besitos, ¡cuánto tiempo sin pasar por aquí!.

    ResponderEliminar
  17. En realidad, Gamar, yo no odio al aparatito del que hablas, me preocupan en cambio las instituciones que ponen horarios ridículos para cosas que podrían hacerse más tarde... ¿o acaso Sócrates paseaba con sus alumnos antes del alba? ¿Alguien puede aprender algo serio de las ciencias a las 8 de la mañana...?
    La verdad es que yo como docente puedo dar una clase moderadamente buena a las 11... en cambio, a las 8 puedo "ponerme un casette no del todo desagradable que carezca de errores graves" que no es lo mismo.

    Un abrazo desde Buenos Aires.

    Roberto.

    (Te cuento que el sistema, por alguna razón, no está identificando mi cuenta de Google)

    ResponderEliminar
  18. Yo siempre he vivido libre de ese tormento, pero reconozco que no es fácil prescindir de ese chisme.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Damián Neri:
    La intención era esa, descolocar, creo que es una manía mía más que un estilo.

    L.N.J:
    Ojalá deje de necesitarlo.
    Me alegro que pasaras, ya pensé que me habían olvidado los viejos lectores.
    Beso

    Disancor:
    Algunos son afortunados.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Peor que dormir con el susodicho al lado, al fin y al cabo uno lo puede revolear contra la pared mas cercana, es convivir con él dentro de la cabeza de uno... y aunque no haya que madrugar, arranca temprano.

    Yo que vos, lo revoleo lejos!

    un beso

    ResponderEliminar
  21. PD: Hoy blogspot me dejó comentar de una vez! que bueno!!!

    ResponderEliminar
  22. Roberto:
    No es que te haya salteado, es que ayer, vi tu comentario en el mail, pero acá no aparecaía. Muy extraño, pero recargué dos veces la página y no estaba.
    Lo de los horarios es cierto y precisamente lo necesito los días que tengo clases a las 7:30, porque para abrir mi comercio los días que no tengo clases me alcanza con el despertador interno. Es más, la mayoría de las veces despierto minutos antes de que suene, pero es por seguridad que uno lo necesita.
    Un abrazo.

    nadasepierde:
    Si, eso es muy cierto y ya comenté que hasta los domingos me despierto 6:30, pero contra eso...
    Me alegro que Google dejara de discriminar a los de Wordpress. Ahora hace desaparecer comentarios de blogger también, es un avance en pos de la igualdad.
    Beso.

    ResponderEliminar
  23. Te cuento, Gamar, que unos alumnos míos publicaron un comentario en mi blog que yo había leído en el mail que te manda blogger y además ellos me lo habían comentado personalmente... pero no aparecía. Lo encontré por casualidad dos meses más tarde en una carpeta de "spam" que tiene el blog y que yo no sabía que existía.
    Igualmente, después de esperar unos días desde la llegada del mail, ya se los había publicado copiando el texto desde el propio mail.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Hola, Gamar:

    Yo duermo la lado de mi mujer y me despierto con el el Canto de los gallos.

    Un abrazo, gracias por visitarme.

    P.D. En You Tube encuentras la música de Joe Arroyo.

    ResponderEliminar
  25. Sabes pienso dos cosas los instintos son nuestros y debemos de vivir con ellos aunque no nos guste controlandolo, y el relog vive con nosotros diciendonos que debemos hacer a tal hora.

    Un gusto pasar por aqui siempre es agradable leerte besos y abrazos amigo cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  26. Yo soy un tipo con suerte (?): me conseguí una señora que entra al trabajo dos horas antes entonces no uso ese aparato, me despiertan otros ruidos...

    ResponderEliminar
  27. Roberto:
    No sabía tampoco la existencia de esa carpeta de spam.
    ¿Dónde está para verla?
    Debe funcionar muy bien porque yo nunca puse la palabra verificadora y jamás un problema con anónimos ni spam molesto.
    Gracias por el dato.

    RAFAEL H. LIZARAZO:
    Si, es un buen método. Aunque no se que es más molesto, si mi mujer o un gallo.
    Gracias por el dato, ya lo conocí. Un abrazo.

    Diosaoasis:
    Años sin leernos.
    Un gusto que pases.
    Beso

    Etienne:
    Yo tambien soy de suerte. En general mala, pero es suerte.
    Me pasa igual, pero la costumbre de ignorarla durante 20 años me fue inmunizando a sus ruidos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Uno de mis placeres (uno de ellos) es despertarme sin reloj. Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  29. Con eso de que ahora podemos despertarnos con música, es menor el impulso de pegarle, sin embargo tengo que cambiar la tonadita a menudo o peligra el ipod y la bocina que evoca el ring ring odiado

    ResponderEliminar
  30. ¡cuanta razón llevas! yo amenazo todos los días con tirarlo por la ventana, algún día lo haré.
    un saludo
    marian

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...