martes, 15 de febrero de 2011

La fuerza de la unión.

Piensan que era vapor, pero no, a esa altura no.
Pero ella estaba sola, aislada y así no era nada.
No podía evolucionar estando sola, no podía salir de donde estaba y serle útil a alguien.
Y no era la única.
Pero las condiciones se dieron, una vecina se le unió, después otra y otra. Y así juntas son mucho más.
Hasta se ven diferentes, ya la luz las trata de otra forma.
Ahora pueden hacer valer su peso y hay miles de personas adorándolas, deseándolas.
Canciones dedicadas a ellas, bailes en su nombre, cientos, tal vez miles de poetas se vieron inspirados en ellas y aunque pasen los años siguen siendo iluminados por su don especial.
Los hombres están muy por debajo de ellas y aunque no quieran pensar en ello, no podrían vivir sin su existencia.
Salvo algunos, que creen que son molestas, se quejan de ellas y las esquivan siempre que pueden, el resto las disfruta, las contempla y las hace parte de sí en los mejores casos.
Juntas son una fuerza tremendamente poderosa, deseadas y temidas a la vez.
En cada rincón del mundo se las nombra de manera diferente y se las trata diferente.

Mawün, en mapuche.

Ten, en tehuelche.

Quiahuitl, en maya.

Tamya en quechua.

Sade, en finlandes.

Regen, en holandés.

Regn, en sueco.

Pioggia, en italiano.

Pluie, en frances.

Chuva, en portugués.



Gueshem, en hebreo





Rain, en inglés.  


48 comentarios:

  1. Hola Gamar, celebro la lluvia, en cualquier idioma. Gracias por tu comentario sobre mi entrada, me dejaste pensando sí es que somos tan engreídos para pensar que construímos nuestra vida, o si hay algo que se las tuerce a otros...Me dejaste palabras muy reflexivas. Gracias mil...

    ResponderEliminar
  2. Ahhh, la lluvia!!!!
    La amo.
    Creo que es una de las cosas más maravillosas que hizo el creador.

    Y bueno, ya que estamos, un tema viejo que habla de ella en una versión modernizada...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Te voy decir un secreto: lo que tu no sabes es que si ellas se juntan es porque se tienen que dar mucho valor para animarse a caer encima de alguien. Primero fijan muy bien su objetivo y cuando ya no hay dudas simplemente lo arriesgan todo para dejarse ir. El problema es encontrar la motivación para correr tal aventura: caer en la comisura del labio de la persona que eligieron o quedar estrelladas en el vil cemento... y esto último debe doler mucho.

    ResponderEliminar
  4. Te percibo más poético... me gusta :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. La lluvia, si es fuerte, me produce una fea sensación de desvalimiento.

    Si es suave, me hincha.

    Yo soy de las que le huye.

    besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Cinzia Procopio:
    La lluvia en si misma me resulta simpática pero el entorno no, por lo tanto suelo ser de los que la esquivan.
    No soy de dejar comentarios sólo para figurar, por eso es que muchas veces leo sin comentar, pero cuando lo hago es porque creo que aporta algo, simplemente.
    Muchas gracias, saludos.

    Carugo:
    claro, que pensaba?
    Me voy a ver de que se trata en enlace. Un abrazo.
    ¿Sabe una cosa? Me compré una Sonor, pero lo charlamos cuando vuelva.

    ResponderEliminar
  7. Myriam:
    Yo creo que es cuestión de tiempo, el valor no es determinante. Es su destino y llegado el momento evolucionarán.
    Pero aunque sea doloroso el golpe contra el cemento, tendrán siempre otra oportunidad, es su naturaleza.
    Beso.

    Mona Loca:
    Entonces supongo que un cavallero que acuda a rescatarla en ese momento le causará una buena impresión. Sigo anotando.
    Beso.

    ResponderEliminar
  8. haideé:
    Depende de la inspiración. Me alegro que te guste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta el modo en que lo has expresado!! Qué lindo post!!
    Aquí hoy llueve, llueve y llueve... y yo estoy feliz!!
    Un abracito.

    ResponderEliminar
  10. Muy bien descrita, aunque al principio pensé en otra cosa.

    ResponderEliminar
  11. Me fui para cualquier lado... Diga que lo entendí en inglés porque si no, con lo que tomé festejando anoche hubiera pensado que Usted se volvió loco de remate.

    La verdad, me encantó. Muy original.

    Le dejo mis saludos pasados por agua.

    ResponderEliminar
  12. dondelohabredejado:
    No puedo imaginar mejores comentaristas que ustedes.
    Marina, el día que esté deprimido espero encontrarte para charlar.
    Me alegro sinceramente que estés feliz y gracias, muchas gracias.
    Un gran abrazo.

    Julio-jagdo:
    Muchas gracias y esa era la idea.

    Fabiana:
    ¿La pude llevar para donde quería?
    Es que me aproveché de su estado, disculpe, eso no está bien.
    Me alegro que le gustara.

    ResponderEliminar
  13. Mi querido amigo, no hace falta que estés deprimido para que nos encontremos a charlar. Pero sabés que si alguna vez me necesitás, estoy.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Yo por las dudas me abstengo de la lluvia finlandesa..


    Abrazo

    ResponderEliminar
  15. Los idiomas y su forma de nombrarla... Hermoso post, sepaló!

    Por mi parte, amo la lluvia, y aún más en invierno!

    Usté ya sabe, en eso somos absolutamente opuestos ¿verdad?

    Saludazos!!

    ResponderEliminar
  16. Andaba algo perdido, aguardando algo incierto, hasta que me sorprendió un chaparrón de palabras y comprendí.
    Yo seré siempre de los que aman la lluvia: su sonido, el ambiente que crean, la luz que dan al campo, el aroma que hacen desprender en la tierra...

    Ché, la lluvia, en argentino :D

    ResponderEliminar
  17. dondelohabredejado:
    No tengo dudas, muchas gracias y por supuesto que por mi parte también.
    Otro abrazo.

    Minombresabeahierba:
    Usted se lo pierde.

    ResponderEliminar
  18. Lacando: Si, lo se, pero no lo veo como opuestos, sino como el complemento justo.
    Beso.

    JuanRa Diablo:
    Siempre que la lluvia no se meta conmigo, todo bien. Pero tiene la costumbre de llegar después de lavar el auto, el día en que pensaba hacer un asado afuera o disfrutar de un fin de semana en la playa.
    Un abrazo che.

    ResponderEliminar
  19. Grata sorpresa leerte...
    Siempre la lluvia motiva... a tantas cosas....
    Al menos a mí... Y si fue un día de lluvia el que te inspiró en este escrito, me lo confirma....
    Claro que da que pensar en otra cosa....que sé que tampoco se te escapó....
    Anuncian lluvia para mañana....Juro que me voy a acordar de vos!

    ResponderEliminar
  20. ¿Y en castellano? ¡Menos mal que lo deduje, que si no...soy bastante torpona para estas adivinanzas.-
    Por mi tierra, Murcia, ¡que poquita agua tenemos...! Y lo peor es que cuando cae con ganas, entonces se lleva media huerta a la ruina...
    No estaremos contentos nunca, pero a mí me inspira y me encanta cuando cae pacífica y lentamente.
    Un abrazo, Carmen

    ResponderEliminar
  21. En días sofocantes como el de ayer, se agradece su presencia. No hay nada más lindo que caminar bajo la lluvia cuando no hay viento ni hace frio. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  22. Gla:
    A mi la lluvia no me inspira. Pero cuando me aburro busco algo para hacer, por lo que puede ser motivador si.
    Está muy bien que se acuerde de mi, aunque en ese momento...

    Perlita:
    Será porque acá abunda bastante que la lluvia es algo tan común y para mi molesto, pero en lugares como el suyo...
    Muchas gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. J. G:
    Bien, gracias, aunque me parece que eso debería decirle yo aquí.
    Saludos igual.

    Tia elsa:
    Es difícil caminar bajo la lluvia. Uno tiende a correr automáticamente.
    Beso y gracias.

    ResponderEliminar
  24. Salvo cuando estoy en la calle por laburo (que se convierte en un incordio) la lluvia me gusta. Y me gustó encontrarla aqui transformada en palabras. La luz y el viento hace que la veamos distinta cada vez, es un espectáculo de los que no cansan.
    Salu2

    ResponderEliminar
  25. Any:
    Bienvenida. Tengo otra lectora con su mismo Nick.
    Para observarla a resguardo es un buen espectáculo, eso si.
    Gracias por pasar y besos.

    ResponderEliminar
  26. ¿Me traduce los puntos suspensivos de su comentario? Esos no me inspiran nada hoy...

    ResponderEliminar
  27. No me gusta la lluvia porque cuando llueve el día está nublado, gris, y las calles desiertas, parece como si hubiera mucha más soledad en las personas.

    Me gusta el sol, los días de luz, de buen tiempo, aunque se que es necesaria la lluvia.

    Muchas gracias por dejar tu huella en mi blog, muy agradecida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. Qué hermoso texto! La lluvia que todo lo purifica y da tantas alegrías a los que la necesitan, el agua fuente de vida.
    Hermoso.
    Besitos

    ResponderEliminar
  29. Me gusta la lluvia.
    Pero ha de ser abundante y si va acompañada de tormenta mucho mejor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Bueno, me encanta la lluvia cuando estoy calentito en casa. Pero esta última semana he estado de viaje y no ha parado. la semana anterior, sol. Y esta, parece que también. Equivoqué la fecha.

    ResponderEliminar
  31. Gracias a ellas, a su unión, a esa alianza que han establecido, de vez en cuando se lava la cara el mundo y tenemos agua para aplacar la sed.

    Nada más bello que las plantas recién lavadas por la lluvia y el aire repleto de aromas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. ADORO, ADORO Y ADORO MÁS LA LLUVIA. ME ENCANTA. MÁS SI ES ACOMPAÑADA DE VIENTO, GRANIZO, TRUENOS Y RELÁMPAGOS. LO ÚNICO QUE HACE DE CONTRA SON LAS CONSECUENCIAS EN LA GENTE, TANTO EN AUTOS, NEGOCIOS, CASAS..

    UN BESO GRANDE, http://malatendida.blogspot.com :)

    ResponderEliminar
  33. Gla:
    No, hoy no, porque está gris el día y eso me pone mal, además nunca sé lo que quise decir antes.

    María:
    Tal cual, coincidimos en todo
    Bienvenida y le agradezco su visita.

    ResponderEliminar
  34. Dubby 24:
    Pero muchas gracias, me alegro que le gustara a un extraterrestre.
    La lluvia es todo eso y más, pero es linda verla desde adentro.
    Saludos

    TORO SALVAJE:
    Las tormentas fuertes dan un espectáculo extraordinario y me gusta ponerme cómodo a verlas desarrollarse, pero para eso tengo que estar solo, porque a los parientes les produce pánico.
    Saludos

    ResponderEliminar
  35. Algunos nos seríamos nada sin ella. Genial la entrada ;)

    ResponderEliminar
  36. FBM:
    Exactamente, es lo que yo digo, es lindo verlas a resguardo. Y lo suyo es muy de Gamar, "Que suerte para la desgracia" diría un viejo cómico autóctono.
    Saludos

    cristal:
    Para las plantas no hay reemplazo. Se lo digo como jardinero aficionado, por más que uno riegue con esmero, después de la lluvia las plantas son otras.
    Beso

    ResponderEliminar
  37. Soldado que huye sirve para otra guerra...

    ResponderEliminar
  38. Mal atendida:
    Claro, es como decimos con FBM, es muy bello verlo desde un lugar calentito.
    Beso

    Gla:
    No ufes.

    Lyn:
    Muchas gracias EV

    ResponderEliminar
  39. Mandarina López:
    Es cierto, las mandarinas necesitan mucha lluvia. No se la variedad Lopez, pero debe ser similar.
    Beso

    Gla:
    No se a que viene, pero es cierto.

    ResponderEliminar
  40. Hombres y mujeres deben perder el temor al increíble poder de la mujer salvaje.
    Llegará el día, pero primero las mujeres debemos perderle el miedo.
    besoo

    ResponderEliminar
  41. Carolina:
    Ni el hombre ni la mujer salvajes, no entiendo por qué diferenciarlos, es tan peligroso como el civilizado.
    Bienvenida y gracias por pasar a leer.
    Beso.

    ResponderEliminar
  42. A.R.N:
    Agregado, muchas gracias.
    Beso

    ResponderEliminar
  43. mmmh, deseada y temida al mismo tiempo!! Quién tuviese el poder la lluvia...
    Un saludo Gamar!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...