domingo, 13 de junio de 2010

Pandiculación




Una mañana perfecta.
Uno abre los ojos y ve colarse por la ventana un resplandor amarillento.
Aunque sean las 6 de la mañana ya está claro, el jardín lleno de gorriones, chingolitos y calandrias comiendo las migas de pan que tiré anoche y esperando los restos del desayuno de hoy. Mariposas haciendo su recorrido por los canteros y el puntual colibrí que visita los frutales.
Está fresco pero se aguanta con una simple remera de mangas largas y en cuanto termine de salir el sol, se notará su calor.
Mientras abro la llave de paso para regar un poco, saludo con el mate en la mano a algún vecino madrugador que pasa.
Da gusto levantarse temprano en verano. Uno amanece con ganas de hacer cosas y con sólo desperezarse ya está listo para el trabajo.
Ésto es vida.

Pero eso es sólo una añoranza, porque en junio acá es casi invierno. A las 6 de la mañana es de noche y el frío que hace dan ganas solamente de seguir tapado hasta la cabeza y seguir durmiendo. Pero el maldito despertador dice que hay que levantarse como sea.
Bañarse a esa hora es obligatorio para lograr despertarse del todo y aflojar los huesos entumecidos.
Comenzar a colocarse capas de ropa para enfrentar los dos o tres grados del exterior donde solamente habrá zombies como yo, porque las criaturas inteligentes están durmiendo como debe ser.
El auto arranca, por suerte, pero el parabrisas está con una capa de hielo imposible de sacar con un trapo o los limpia parabrisas. Tengo que echarle agua caliente para descongelarlo, me mojo las manos que comienzan a ponerse azules y antes de terminar de secarlo de un lado, del otro ya se volvió a congelar. Salgo por esas calles oscuras tratando de ver por un hueco del vidrio donde el hielo no deforma tanto la visión y así llego al trabajo, sin que la calefacción llegara a calentar ni un grado.
Intento entender a los que adoran el invierno, pero mi mente no es tan abierta.

Les puse enlaces para los que no conozcan las aves que nombré, pero no me pregunten qué es la pandiculación. Busquen ustedes que me levanté de mal humor.

32 comentarios:

  1. Gamar! Ya me preguntaba yo qué quería decir cuando vi tu orden de buscarlo.
    Mal humor por el frío? jiji...
    Yo todavía estoy en la cama, pero sólo porque es domingo. Hoy no trabajo.

    Arriba ese ánimo, amigo!

    Baci

    ResponderEliminar
  2. Jijijijij....
    Desperezarse...


    Baci

    ResponderEliminar
  3. No digo yo que los días cálidos mejoran cualquier malhumor?
    Puedo comprender perfectamente lo que te pasa porque a mí, si baja de 17 grados ya me ataca.
    Un caluroso abrazo. Y me voy a averiguar qué es esa pan no se qué.

    ResponderEliminar
  4. DESESPEREZARSE... eso es la pan no se qué!

    ResponderEliminar
  5. Ahora yo me pregunto:
    Cuando me levanto... me pendiculo?
    O ... cómo se dice? Estoy teniendo una pendiculación?

    Jijijijijij....

    Baci di piu

    ResponderEliminar
  6. A mí me ponen de mal humor los días extremadamente calurosos. Pero reconozco que no hay nada más placentero que quedarse en la cama bien tapadita durante los días de mucho frío. Odio el despertador que suena sin piedad a las 6.30.

    Y como soy buena alumna, ya hice mi tarea. Esa palabra rarísima define lo que yo hago cuando remoloneo en la cama.

    Le mando un cálido saludo.

    ResponderEliminar
  7. Maldito despertador, cuanto lo odio, decí que ahora se viene un finde largo y va terminando el cuatrimestre y se hace más corta la jornada laboral/estudiantil con lo que puedo dormir más.

    ResponderEliminar
  8. Hoy, en un día ideal para pandicular http://www.bestiario.com/letras/d.php?id=225), gris como pocos y absolutamente destemplado por más esfuerzo que hizo el sol para revertirlo.
    Tampoco entiendo a los que adoran el invierno, también me baño de mañana y también seguiría tapada hasta la cabeza cuando el despertador me hace madrugar.
    Ya estoy más que preocupada, estamos demasiado de acuerdo...
    Noooo...ya sé...acá disentimos! Tampoco me gusta el pesado verano, prefiero la primavera absolutamente.... Debe ser en lo único en que acepto mediad tintas....

    ResponderEliminar
  9. El invierno, para lo único que sirve, es para añorar el insoportable verano!

    Besos pandiculados, que no es lo mismo que pandiculeados, ojo, eh?

    ResponderEliminar
  10. Yo pandiculo, tu pandiculas él pandicula...
    Pues que quieres que te diga, no me gusta el verano, pero tampoco el invierno, lo mejor es el otoño y la pandiculación, claro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Su relato de SU realidad es CASI exactamente igual al mío de no ser por el baño, NI LOCA me baño a esa hora, además no me da el tiempo, tengo exactamente 45 minutos para hacer todo antes que llegue el transporte de mi hija y después media hora mas, para preparar a mi hijo hasta que el transporte viene de nuevo, ve ??, no me puedo bañar a esa hora :P
    Igual es un horror el frio sisi.
    Besos, pendiculeros ( ta´bien asi ?? )

    ResponderEliminar
  12. Me baño de tarde, pues a la mañana en invierno ¡¡es de locos!! y no me gusta. Adoro: ¡¡ADORO!! el invierno, estación en la cual ¡¡¡duermo como los dioses!!!
    En verano, es imposible descansar y dormir ¡¡imposible!!, si no es el calor, son los mosquitos... etc, etc.

    Además, si quiere, le ofrezco gentilmente pasar unos días en mi compañía, de este modo descubrirá no solo lo que es "disfrutar realmente del invierno", sino también lo que es la verdadera pandiculación!!!!

    Abrazos cálidos de invierno, señor!!

    ResponderEliminar
  13. Nina, no se preocupe que mi mal humor mañanero por el frío dura solo hasta septiembre.

    Nina 2, muy bien, otros baci

    Winter, ni lo diga, un día cálido, un sol brillante, el olor a vegetación floreciendo por todos lados mejora al menos mí ánimo.
    ¿Y usted por qué se puso winter?
    Apruebo el abrazo.

    Nina 3, admiro su creatividad, en esta época del ano es eso, desesperezarse.
    Beso

    Nina 4, me parece que mañana se va a fijar más que nunca en la pendiculación matinal.
    ¿Quiere otro beso más? creo que usted lo hace a propósito.

    ResponderEliminar
  14. Fabiana, ningún extremo es cómodo, pero también hay que tener en cuenta el lugar donde vive cada uno y las posibilidades y comodidades que se tiene a disposición.
    Vivir en Bs.As. en verano, en un departamento, sin aire acondicionado es insoportable y entiendo que lo pasen menos mal en invierno.
    Pero aunque uno pueda esquivar los extremos con confort, los días cortos, los árboles pelados y el aire frío me deprimen.
    Gracias por el cálido saludo que retribuyo.

    Nick, este finde es largo? que grata noticia. Suerte con los cuatrimestrales.

    Gla, el final de la primavera es el sumun. Aunque el principio tiene ese toque mágico que da el brote de todo lo vegetal que tanta alegría me da, aunque los días siguen frescos.
    Por lo tanto hoy podemos coincidir 100%
    Felices pandiculaciones.

    ResponderEliminar
  15. Stella, usted si que queda bien con todos. Y es cierto, no es lo mismo, creo que los cordobeses se desperezan así.
    Beso.

    Gatadeangora, muy buena conjugación.
    Pandiculemos sin distinción climática.

    Marina, ah, el tema del tiempo. Yo entro 7:30 pero prefiero levantarme 6 o 6:30 con tal de bañarme tranquilo, desayunar sin apuro y llegar con tiempo.
    Besos de los que quiera.

    La Candorosa, que sea de locos, no me extraña, ya veo por qué me gusta tanto.
    Y ya sé que usted es una talibán del invierno. Eso que en su ciudad suele refrescar siempre de noche. Se moriría en Buenos Aires en enero.
    Y en cuanto a su oferta, le advierto que soy de agarrar viaje fácil.Tal vez comience a gustarme el frío.
    Me gusta el abrazo cálido.

    ResponderEliminar
  16. No lo puedo creer!!!! Coincidimos el 100%? ¿Será el fin de nuestra amistad?

    ResponderEliminar
  17. Siiii totalmente de acuerdo, el invierno es lindo para estar en casa calentito mirando por la ventana como se congela el resto de los mortales. Lástima que muchos me miran a mi! Besos tìa Elsa.

    ResponderEliminar
  18. Creo que el amor por el invierno viene dado por qué tanto calor haga en el verano en el sector de la Tierra que le toque vivir a cada cual. Huelga decir, que quienes adoran el invierno tienen, como mínimo, una casa con calefacción. No imagino a la gente que vive en casillas hechas de chapa afirmando que les guste el invierno.
    Yo detesto la humedad, en cualquiera de las cuatro estaciones en que se presente. Y en este sitio donde vivo es frecuente. Te abate enseguida, y creo que si a eso le agregás unos 38 o 40 grados de temperatura... el resultado es aplastante.

    ResponderEliminar
  19. El frío se quita con café caliente y montones de ropa sobre la ropa; pero los 37° y el sol que guisa los blanquillos sobre el asfalto y eso solo a la 1 pm. ¿Esos con que me los fumo? Así uno no puede ni estar en la cama cierto; y mucho menos acompañado, pero ni de día ni de noche.

    ResponderEliminar
  20. Gla, no abuse.

    Tía Elsa, es cierto, pero aunque uno tenga comodidades para combatir los dos extremos ¿Uno no es más feliz en verano? Al menos eso me sucede a mi. El invierno es triste.
    Saludos

    Marina, deje ese vicio, no es bueno para usted.

    NoeliaA. Repito lo que le dije a Tía Elsa, aunque uno no esté obligado por la situación a sufrir las temperaturas, en invierno no soy feliz, todo es gris, feo y desanimante. Creo que hasta inventé una palabra.
    Beso.

    J, bienvenida. Aunque pongan todos los argumentos que quieran, yo en primavera y verano me siento bien y en invierno y otoño me pongo mal.
    Y por más café que me tome el frío en la cara y en las manos no me lo saca nadie.
    He dicho
    Le mando un beso.

    ResponderEliminar
  21. Yo pandiculeo, tu pandiculeas, el pandiculea...

    jijiji... :)

    ResponderEliminar
  22. Por partes:
    1)Por llevarte un poco la contra, ya sabes que aquí estamos a las puertas del verano. Y yo soy uno de esos pocos tarados que sólo de pensar en el calor se me altera la pandiculación.

    2) De los nombres de los pajaros sólo conocía el gorrión. No hago honor a mi tio Guillermo, que es un experto ornitólogo.

    3) Las heladas en Yecla son habituales en invierno. Lo mejor contra el hielo en el parabrisas es frotar antes de que anochezca media patata por el cristal. Es curioso pero no deja que se adhiera el hielo.

    ResponderEliminar
  23. No me gusta el frío.
    No es que no me gusta, lo odio.
    Con un odio profundo y visceral.
    Me quita las ganas de vivir.

    En mi vida anterior seguro fui un oso y me quedó el hábito de la hibernación.

    besos

    ResponderEliminar
  24. Comprendo, no, no es fácil con el frío. Yo no soporto el frío, por eso tengo un hermoso calefactor que hace que dentro de mi casa haya 25º.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. me gusta lo que escribís, te invito a mi blog.. saludos!

    ResponderEliminar
  26. NINA, y cómo sería en tano?

    Mona Loca, si, es bastante parecido a lo que siento, pero no solamente es por el frío.
    Beso

    Mariela Torres, yo también por supuesto me las rebusco para paliarlo, pero aunque lo logre, los días de invierno son horribles.

    Jimena, me alegra que guste y gracias por la invitación.
    Beso

    ResponderEliminar
  27. te juro qe leyendo los primeros párrafos casi casi llegué a olvidarme qe estamos en invierno, me trasladaste a lo hermoso de la primavera :)


    qe vuelva el calorcito !!
    o qe al menos no nos obliguen a levantarnos cuando todavía es de noche ni a salir a la calle cuando la térmica está por abajo de los 10°C jajajaja


    saludos caballero !!

    ResponderEliminar
  28. Ahhh no!!! Dejeme desperezarme, que pandicularme me da cosa!
    Y si, no sé quién puede estar mejor con el frío, pero en fin, cada cual pandicula como puede, no?

    Besu!

    P.D.: mi voto para el chingolito! una ternura el tonto!

    P.D.2: lo de tonto al chingolito va con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  29. Lindo... Aunque ahora a las 6 de la mañana prefiero estar en la cama.

    Saludos!

    PD Volveré.-

    ResponderEliminar
  30. A mi me gusta mucho el invierno pero bien tapadita dentro de mi casa, o en el auto yendo a comprar un café. En realidad me gusta mucho el invierno más que el verano.

    Por cierto, por más que intento no puedo ver la foto que ilustra la entrada, ya probé en dos compus y no puedo. Lo seguiré intentando.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  31. Yo adoro el invierno!!! Y desde que vivo en un lugar que tiene nueve meses de verano, con temperaturas que llegan a los 50 grados de sensación térmica y 45 concretas, me hice fanática del invierno.
    Si me dan a elegir, mi estación predilecta es sin dudas: el otoño!!
    Paciencia, ya pasará.
    Besitos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...