domingo, 11 de octubre de 2009

hágalo usted mismo



Uno de Pilobolus

En ese rincón quedaría muy bien un escritorio, me dije. No tengo dónde poner la computadora.
Como el diseño es uno de mis entretenimientos, en una hoja que tenía algo escrito de un lado, pero del otro estaba vacía, me puse a dibujar.
El primer dibujo era muy recto, demasiado estructurado y no hacía juego con el resto de los muebles de algarrobo rústico de la sala. Después del cuarto dibujo me gustó y puse manos a la obra. Porque el bricolage, como dicen los españoles, también es uno de mis pasatiempos preferidos.
Salí a comprar la madera y por más que buscaba una tabla de algarrobo del espesor adecuado, no lo pude conseguir. Pero la imaginación no me deja vencer y sobre la marcha cambié la idea y terminé comprando otro material. Seguramente quedaría bien igual.
En un folleto de supermercado vi que se vendían patas para muebles y eran la opción perfecta. Pero claro, en una ciudad donde hay supermercados, acá el almacén más grande es el de "La Olga" que tiene la ventaja de agilizar la mente, porque además de buscar lo que uno necesita, tiene que ver que no haya pasado la fecha de vencimiento. Al menos no por mucho.
El lunes le compé una pre-pizza y le digo...

-Olga, está verde -mientras le mostraba.
-No querido, eso es orégano -me contestó mientras tomaba otra de la pila y ponía la mía arriba de todo.
-Normalmente el orégano lo llevan del lado de la salsa -le dije.
Con la mitad de la cara sonreía y con la otra gruñía.
Pero el trato más personal de estos almacenes no se compara con el automatizado de los super.
Volviendo a mi mueble. Como no conseguía las patas y no tenía ganas de ponerme a tallar, decidí otro pequeño cambio al diseño. No llevaría patas.
Compré unas ménsulas para atornillar a la pared, estaba algo lejos del diseño original pero seguramente sería más cómodo.
El primer paso fue decidir la altura y marcar los agujeros en la pared.
Con la pared marcada, taladro en mano, mecha especial para perforar pared, comencé a trabajar.
El ruido duró poco, porque de repente se cortó la luz.
Parece que le acerté a un caño por donde pasaban cables y se hizo un cortocircuito.
Por suerte aún quedaba algo de luz, eran las 19 hs y esperaba poder arreglarlo antes de que oscureciera del todo... Y de que mi mujer llegara. Pero no, llegó 10 segundos después.
Ella por suerte es muy comprensiva y sabe que lo que hago es para bien de la familia. Por eso los gritos duraron poco. Al menos hasta que me preguntó por una hoja que había sobre el mueble de la sala, un contrato o algo así, que era precisamente donde había dibujado mis diseños.
¿Tan importante puede ser un trozo de papel como para quererse ir a la casa de la madre?
El hecho de que no hubiese luz, porque con la discusión ya eran las 8 de la noche, ayudaba a la idea de irse a cualquier otro lado.
Pero yo soy capaz de arreglar cualquier cosa, me dije y comencé a romper la pared para poder arreglar la cañería que había agujereado con el taladro.
Al otro día el electricista estaba arreglándome el problema, porque uno puede hacer cualquier cosa, pero lo ideal es que alguien idóneo se encargue.
Con lo que me cobró me hubiese comprado el escritorio y un adorno para poner arriba. Y aún falta que venga el albañil a reparar el agujero en la pared, porque por el momento puse una biblioteca en ese rincón para tapar el orificio, que según el electricista era innecesario.
Para quedar bien con mi mujer, quise hacerle un asado, madera para quemar tenía... y con mi computadora sobre una caja, mientras se hacía el asado, elegimos un escritorio de los que se venden por internet.

Gracias a Gla, por la colaboración

24 comentarios:

  1. Juásss! La mejor solución para una situación muy incómoda.
    Muy bueno, me atrapó
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    Risible el relato, a veces por querer hacer más hacemos menos, todo de pone patas arriba y nos sale muy costoso el asunto.

    Como dice el refrán: "Zapatero a tus zapatos"

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Menos mal que no intentaste arreglar la tubería si no, probablemente terminarías viviendo en una pecera en vez de una casa...
    Pero el relato estuvo buieno, estuvo bueno.

    Saludos,

    Paz

    ResponderEliminar
  4. Eso si, la intención fue buena, eh!!!

    Insistir en hacer algo en lo que uno no es "ducho", puede hasta llegar a ser peligroso!!

    Abrazotes!!

    PD: los videos (incluyo al del link), excelentes!! gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Mientras tu buscas el escritorio en internet, puedo usar al perro de almohada?? Insisto que se ve de un comodo!!!
    Espero que lo proximo que quieras arreglar no implique llamar a otro especialista...
    Bsos

    ResponderEliminar
  6. qe linda forma de escribir , me dieron ganas de seguir leyendo ... ademas me hiciste acordar a alguien qe tengo dando vueltas por estos lados y qe cuando se decide a hacer algo (qe es muuuuy de vez en cuando) termina haciendo más líos de los qe solucionan ... pero bueno , hay qe rescatar la intencion !

    buen feriado caballero ...

    ResponderEliminar
  7. intenta cambiar el flotador del tanquede agua...

    no, el del inodoro,no
    EL DEL TECHO

    ResponderEliminar
  8. Antes que nada quiero comentar que esta entrada es un experimento.
    Resulta que descubrí ayer las posibilidades de Google Docs y mientras yo redactaba algo, Gla, a cientos de Km, podía leer y editar a la vez el texto.
    Confieso que estoy algo atrasado con las innovaciones online.
    Gracias Gla por la ayuda.

    ResponderEliminar
  9. Winter, La mejor solución es no hacer nada entonces. Así seguro no metemos la pata.
    Un beso.

    Rafael Lizardo, un gusto volver a verlo por aquí después de un tiempo. Es cierto ese refrán pero yo me guío por otro. "Se hace lo que se puede, lo demás lo compramos hecho"
    Un abrazo.

    Pazcual ¿Cómo adivinaste? Algún día contaré mis experiencias inundando casas, pero de la vida real, esto es solo fantasía espontánea.
    Gracias y besos.

    La candorosa, relacionándolo con su último post viene bien no?.
    Buscando una imagen encontré estos videos. En realidad quería poner el de pilobolus pero no lo pude insertar y lo dejé como enlace.
    Me prendo al abrazote y gracias.

    ResponderEliminar
  10. Deepbluesky, está bién, séquese con el perro, pero ojo que eso de frotarse cosas vivas por el cuerpo no es recomendable. Mmm ahora que lo pienso puede ser.
    Beso.

    Mai, gracias.
    ¿Ya le dije bienvenida? si no es así le debo un festejo porque recién me doy cuenta que es mi seguidor número 100!!!!
    Debería homenajearla o por lo menos resarcirla. Ya voy a pensar cómo.
    Le gustaría protagonizar un cuento?
    Y aproveche las buenas intenciones del merodeador que eso es lo más importante.
    Un beso.

    Briks ¿usted me está queriendo decir que no me llega agua al tanque?

    ResponderEliminar
  11. Yo taladré una vez una pared para colgar un mueble y me salió un tremendo chorro de agua. Acerté con la tubería de entrada de agua en la casa. Conseguí repararlo, pero, como la estética del garage no me importa mucho, dejé el arreglo a la vista para no olvidar por donde entra el agua.

    ResponderEliminar
  12. Yo siempre digo que cuando a los hombres de la casa se les da por el "hágalo usted mismo", se pudre todo.
    Generalmente investigan sin saber muy bien qué hacen y no sólo no consiguen el objetivo sino que destruyen lo que estaba hecho.

    En conclusión: No hacen nada nuevo, rompen lo que hay, no se puede usar lo que había y todo cuesta el doble.

    Yo que su mujer, hubiera reaccionado igual. La entiendo y la apoyo.

    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  13. La verdad, la verdad...lo prefiero innovando en el Google Docs y no dedicándose a los arreglos hogareños. Es menos peligroso....Igual ya vamos a armar algún desastre por ese lado también...

    ResponderEliminar
  14. Un acto digno de un buen cronopio!!! Por la actitud parece que su mujer (la del cronopio del cuento, claro está) es un fama, cosa rara porque estos seres no son propensos al mix racial.

    La de veces que habré dejado cosas a medias por alguna... boludez...

    ResponderEliminar
  15. FBM, es una experiencia por la que todos deberían pasar. Con ella se puede evaluar la reacción de una persona. Mi mujer por ejemplo saldría corriendo a buscar a alguien que le solucione los problemas que ella misma causó.
    Y lo de dejarlo a la vista es un buen recordatorio.
    Un abrazo.

    Fabiana, mire...le digo,,,mejor no, pero...ya va a necesitar que un hombre le arregle una emergencia.
    ¿Y la intención no vale entonces?
    Dejelo así. Cuando quiera que le hagan un asado me gustaría que le digan, Nooo mira si prendo fuego la casa.
    Igual le agradezco por pasar y que tenga una buena semana, ordenada y sin emergencias.

    Gla, no me extraña que el único que me apoya sea un hombre. pero está bien, seguiremos experimentando.

    ResponderEliminar
  16. Nick, le agradezco que vea en el personaje las virtudes de un cronopio, pero lo de englobar a la mujer en el grupo de los fama no creo que le siente.
    Aunque, pensándolo bien, hay quienes a primera vista encajan en esa descripción y usted sólo tuvo esa primera vista.
    Muy analítico su comentario, muchas gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Mi ex una vez también intentó arreglar el inodoro que se rompió. No se nos cortó la luz, pero se inundó todo el baño y el pasillo. Obvio, el arreglo salió mas caro!
    Pero bueno, lo que vale es la intención. A mi a veces también la comida me sale insulsa, o se me quema...

    Besoos

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Ay que casi me pierdo esta entrada!!.
    Está usted hecho un manitas jajajaja. No seré yo quien le llame para que me cuelgue un cuadro jjajaja.
    Perdone pero crei entender que usted visitaba a un psiquiatra..o seré yo que lo soñé.

    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Lo que vale es la intención , eso dice mucho , pero vamos , que lo tuyo no es ser mucho "manitas" , no lo digo por nada , me remito solo a algun tropiezo que has tenido , pero hoy en dia quien no lo tiene eh? jaja

    Yo por si acaso no toco taladros.

    Muy simpática tu entrada , me a gustado mucho.

    Un Abrazo y mima a tu mujer , eso vale para subsanar el tropiezo.

    ResponderEliminar
  20. Stella, es que las situaciones hogareñas nos ponen frente a la obligación de enfrentar el desafío.
    Se imagina que se le pinche una goma y el caballero llame a la grúa porque no sabe cambiar un a rueda? Es patético. Mucho mejor es intentarlo, darse cuenta que se olvidó la llave de ruedas en el garage y tardar horas intentando sacarla igual a los golpes. Eso es un hombre.
    Y es admirable que de corazón aprecie la intención.
    Un beso.

    gatadeangora, Es usted, pero no lo soñó, es usted quien va a psiquiatra. Me apiado del pobre profesional.
    Pero como no voy a ser capaz de colgarle un cuadro. Pero espere, que no me quedan más clavos para esa pared, todos los que tengo son para la pared de enfrente.

    PD: además este martillo es nuevo y no trajo las instrucciones.
    Besos

    Vicky, más peligroso que mono con revólver es mujer con taladro.
    Gracias y te mando un beso.

    ResponderEliminar
  21. El bricolage, como decimos los españoles?, es un pasatiempo de alto riesgo y nunca he visto en la tele programas más de ciencia ficción que los de bricolage, como decimos los españoles?

    ResponderEliminar
  22. JuanRa Diablo, si si, ustedes dicen bricolage. Nosotros no usamos esa palabra, a lo sumo manualidades pero bricolage o "brico" no, eso lo escuchamos en programas españoles o doblados por españoles.
    En esos programas siempre todo sale bien y tienen a mano todas las herramientas que parecen del Enterprise.
    Nunca se martillan un dedo, por ejemplo, y sabemos bien que eso es imposible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Pero no me vayas a decir que en los programas de bric.. de manualidades de allá sí que se chafan el dedo con el martillo?? En la tele siempre sale todo de rechupete.

    ResponderEliminar
  24. JuanRa Diablo, la verdad es que no recuerdo haber visto programas de esos hechos acá. Si hay programas donde las mujeres hacen manualidades, pero no para hombres. Tal vez me equivoque, pero creo que así como el dulce de leche es argentino, el bricolage es español.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...