sábado, 5 de septiembre de 2009

Respuestas- Capítulo 3


Leer antes Capítulo 1, Capítulo 2




Volvió a guardar todo debajo de la cama y trató de dormir.
El despertador con su desagradable sonido logró despertarla y aunque
el sol no asomaba aún, la claridad filtrándose por la ventana era
señal de poco tiempo para salir.
Otra vez a la rutina del trabajo, y peor que el trabajo es el viaje
hasta la oficina.
Aunque pesado y monótono, ese viaje le permite pensar y esa mañana
todo pensamiento rondaba en torno al hallazgo.
En la oficina suele ser la primera en llegar y sin duda la más
responsable pero eso no implica tener el mejor puesto. Teniendo como
jefes a unos babosos, las secretarias más tontas y serviciales son las
que menos trabajan y mejor lo pasan, cosa que aunque pasaron muchos
años en esa empresa, sigue siendo algo que no puede digerir.
En un momento a mitad de mañana ella era la única persona en la
oficina y decidió hacer una llamada.
-Hola- se oyó decir del otro lado del teléfono.
-Hola Susy. ¿Cómo estás? -dijo Karina con una sonrisa enorme que le
inspiraba su madrina.
-¡Que alegría querida! Tanto tiempo ...¿Cómo estás?
-Bien, muy bien y tenés razón, hace mucho que no hablamos. ¿Estás
ocupada al mediodía?
-No, ya sabés que yo siempre estoy lista y feliz de recibirte. - dijo
su madrina que hace algunos años solía almorzar con ella en su casa
cercana a la oficina.
-Si no te molesta entonces, voy a almorzar y charlamos. Llevo unas
milanesas que traje.
-Por favor, ahora mismo me pongo a preparar algo. ¿Cómo anda mamá?
-Bien, muy bien, gracias, pero te dejo que estoy sola pero en
cualquier momento cae alguien, después conversamos.
-Si mi amor, hasta luego.
Después de cortar, la sonrisa que iluminaba su cara le duró varios
minutos. Ella quería mucho a su madrina pero la rutina hizo que no se
vieran todo lo que quisieran.
Entre una cosa y otra la mañana se pasó y llegó la hora del almuerzo.
-Comemos acá o vamos a la plaza?- le preguntó Marian, su única amiga
en el trabajo.
-Ay, disculpame, pero arreglé ir a lo de mi madrina a comer.
-Ah, qué bien. Andá tranquila, no hay problema. Antes ibas más seguido.
-Si, pero ella, pobre, no está para andar atendiéndome a mí, por eso no
quise ir a molestar más.- dijo Karina.
-Yo no creo que sea molestia, ella vive sola y te quiere.
-Si, ya sé y se alegró mucho cuando le dije que iba. Pero sabés que a
mí no me gusta molestar.
-Vos siempre con esa manía- dijo Marian tocándole la cabeza- . Andá que
se te pasa la hora.
Y Karina salió de la oficina apurada cruzando la plaza frente al
Palacio Salvo mientras las palomas se espantaban a su paso acelerado.
No necesitó tocar el timbre porque esa elegante mujer la esperaba en la puerta.
Se abrazaron y después de que su madrina la llenara de besos entraron
a la casa antigua, de altos techos, con un jardín de invierno en el
centro que Karina podía pasar horas observando.
- ¡Qué lindas tenés las plantas!.
-Más o menos, en esta época cuesta un poco, pero como no hizo mucho
frío se mantienen. Pasá, que la hora se pasa volando y quiero charlar
que estamos atrasadas de chismes.
Entraron a la cocina perfumada con un estofado de los que adoraba su
ahijada, preparado con las hierbas aromáticas de su propio jardín.
-Ay Susy, qué rico, ese olorcito es inconfundible-dijo Karina que no
podía ocultar su felicidad cargada de recuerdos.
Así se sentaron a almorzar y charlaron animadamente hasta que encontró
el lugar para colocar la pregunta que tenía preparada en su cabeza.
-¿Te acordás la "K" que me pintaste en la habitación?
- Sí, por supuesto.- dijo extrañada su madrina.-¿Por?
- El otro día hablábamos con mamá y le preguntaba quién la había pintado.
- Osvaldo, un amigo de esa época- contestó algo incómoda.
-¿A quién se le ocurrió?
- Mirá, Osvaldo era un tipo muy extraño, la mitad de las cosas que me
contaba no las entendía o no sabía si creerle, pero era divertido y
muy ocurrente. Era un artista, un bohemio. Y cuando le dije que quería
ir a preparar tu habitación se le iluminó la cara y comenzó a hablar de ideas y lo que quería hacer.
-Se le ocurrió a él entonces- Preguntó intrigada Karina.
-Si, y yo casi me muero. Pintó una letra en rosa cuando no estábamos seguros si eras nena o varón.
-Parece que él si sabía.

Continuará

La imagen es una pintura de Xul Solar

32 comentarios:

  1. Que sepas que te estoy leyendo... no tardes en seguir con la historia.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Aprovecho a comentar capítulo 2 y 3:
    Viene muy interesante este relato señor!

    Encontrar por un hecho fortuito algo que no se sabe quien enterró, tanto como por ir averiguando situaciones previas a su nacimiento y con toda la intriga que esto comienza a generar... Y no se, creo que a cualquiera nos sumiría en una intriga importante!

    Por aquí seguiré ¡¡esperando el 4º!!

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Se me hizo muy corto... quiero saber más!
    Estoy muy pero muy intrigada con este cuento, el suspenso no deja dormir a mi hamster... podriamos hacer un trato y me cuenta en secreto que más pasa?? (Prometo no compartirlo con nadie más...)
    Bsos de eso que mientras más continuan, se quieren más...

    ResponderEliminar
  4. Se me está terminando la paciencia...No puedo con la intriga. Necesito saber quién es es tipo y qué esconde. ¡Por favor!

    Cada capítulo me engancha más. Muy bueno.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Gatadeangora, me parecía haber oído unos ronroneos por ahí. Paciencia que falta poco.

    La Candorosa, imagínese encontrar un libro que diga "Los secretos del candor"
    ¿está hecho para usted?
    ¿Quién lo puso ahí?
    ¿Es casual?
    Ya sale 4l 4to. porque hoy llueve y como no puedo salir en mi moto a lucir mis músculos y mis dorados cabellos al viento, me dedicaré a terminar esto.
    Un abrazo.

    Deepbluesky, Lo peor que le puede decir a un hombre es que se le hizo muy corto. Que cruel.
    Yo pongo todo de mi, no hay más.
    Besos largos

    Fabiana, aguante aguante, no se me revele que ya termina.
    Saludos y buen fin de semana también.

    ResponderEliminar
  6. Como la gata, sólo para que sepa que lo estoy siguiendo.

    ah...que ya había sentido la respiración en la nuca?

    =)

    ResponderEliminar
  7. Uh... por qué lo sabía ese hombre...?

    ResponderEliminar
  8. Mona Loca, está muy bien que avise, es que a veces creo oir voces...

    Vill Gates, no lo se, pero ya se me va a ocurrir.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Uhhh...que venga ya esa continuación...mirá que nos hacés sufrir chiquito, eh.

    Sigue elegante doña Susy, la madrina...quedan restos pero no se borran, no?

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Esta película me parece que ya la vi...jajjaa....Muy interesante...muy bien la puntuación...requetejaja...Hablando en serio, dan ganas de que el final no tarde...pero no quiero ser "insistente", así que esperaré pacientemente y sepa que no es una de mis virtudes.....

    ResponderEliminar
  11. Siempre sospeché que mi hermano Osvaldo ocultaba cuestiones...

    Pero qué bien le sienta la cosa novelera Garmar! Le mete un suspenso y una sintesis que la ponene loca a una ¿Vió?

    Si en la selección hubiera Gamares hoy reiría ante el verde amarello.

    ResponderEliminar
  12. Maracuyá, hace bien aguantarse y si, La madrina es muy importante para ella y lleva su nombre.

    Gla, veo que se pasó el mal humor, me alegro mucho. Esperaba hacer hoy el final pero no me puse, será mañana

    La mona Bermudez, Yo quería ponerla a usted como protagonista pero ponerle Mona Bermudez no me cerraba con el personaje, preferí incluirlo a su hermano.
    No me hable de fútbol justo hoy que se me baja la lívido.
    Le mando un beso.

    ResponderEliminar
  13. lo siento, no es crueldad, es que quiero más.
    Si le dejo más bsos continuados me perdona??

    ResponderEliminar
  14. Atrapadísima!!! Creo que a todos nos sucede, nos tiene atrapados tu relato... Pero no es sólo por la espera, el texto atrapa por sí mismo, el manejo de la intriga es genial. Y veo las imágenes que genera tu cuento.. y me pregunto si no querrás hacer un guión para un corto con este cuento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola, me sumo al comentario de gatadeangora, pero dicho con una ceja levantada y un cronómetro en la mano. No, no, no es una amenaza, faltaba más.

    ResponderEliminar
  16. En la línea de fuego me tienes. Vaya historia para dejarlo pensando...

    Saludos,

    Paz.

    Ah que se me olvidaba, que ya puede usted visitar mi blog personal esta es la dirección http://pazcuentahistorias.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. A ver...
    No puedo opinar hasta ver el final. Hasta ahora puedo recalcar la corrección en lo escrito, pero se abre paso una crítica. Bienintencionada, pero crítica al fin.
    Leí los tres capítulos y la intriga del primero no se trasladó a los otros dos, más bien fueron soportes de la idea. Claro, si son parte de una novela de mayor envergadura no cabría mi observación. Pero el hecho es que, al estar publicado en este medio, uno lo toma como una serie (de TV), donde al final de cada capítulo debe haber un anzuelo para que se lea el próximo.
    De todas formas, seguiré la saga.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Recién me percato.
    Olvídese de las paparruchadas de mi anterior comentario.
    Acabo de notar de que Usted es del glorioso Rojo. Así que cambio mis dichos.
    Usted es un genio de las letras! Larga vida al bardo Gamar! Rolfi, no te olvidaremos nunca!
    Dos ganados al hilo! No nos para naides.
    Jefe, escriba lo que quiera y como quiera, acá tiene a un fan incondicional.

    ResponderEliminar
  19. Ok, parece que la lluvia no lo inspiró....
    Habrá que esperar al sol entonces....
    Yo ya tengo mi final, vamos a ver en cuánto me acerco...

    ResponderEliminar
  20. Deepbluesky, no se, no se, usted intente y vemos.

    S. no tardaré, claro que no, es más si se queda al lado mío lo termino.

    Marina, muchas gracias, me está adobando como para venderme algo?
    Usted proponga que yo me sumo. Gracias por sus halagos. Un abrazo.

    María C, está bien seño, trataré de hacerme un momento hoy para terminarlo.
    Saludos

    Pazcual, pero si acá no hay fuego. prometo que pasaré por el blog.
    Saludos

    Adenoz, La verdad es que mi forma de escribir no es muy sistemática. Simplemente me surge una idea y la escribo, tan así es que hasta no la corrijo y tengo que editarla luego de publicada cuando me doy cuenta de los errores. Me vienen bien todas las críticas porque el público del blog suele ser muy parcial y por aprecio o lo que sea suele elogiar en demasía casi todo.
    Mi instrucción es lo más alejado de la literatura que pueda imaginarse, lo mío son las ciencias, los cálculos y las fórmulas, pero gracias a muchos de ustedes voy aprendiendo a mejorar la calidad de mi hobbie.
    Ya me dijeron que mis cuentos suelen arrancar muy bien y luego se caen. Yo supongo que es porque mi ansiedad me hace resolver casi todo en pocas líneas y luego queda poco para el final.
    Gracias de nuevo, un abrazo.

    Adenoz 2, me gusta su firme convicción y su objetividad.
    Al menos se que usted me entenderá cuando digo que para que la selección funcione alcanza con que encuentren tres jugadores: Un Alzamendi, un Bertoni y un Bochini.

    ResponderEliminar
  21. Gamar, te contesté el comentario en Cotidianamente, pero por las dudas te lo aclaro acá...claro que me afecta, nunca dije que no, me afecta y me preocupa. Todos los días siento una gran frustración y una gran presión. La escuela es la caja de resonancia de la sociedad y mi lugar es la caja de resonancia de la escuela...te imaginás?. Sin contar que además de escuchar lamentos, mediar en conflictos (de adultos y niños), soportar las presiones que vienen en cadena, Ministerio, supervisor, desde arriba...pdres, niños, docentes, desde abajo...sin contar que además de eso me cae toda la carga administrativa porque no tenemos cargo de secretario. Lo que yo dije, es que trato de que todo esa carga negativa (que en la escuela parezco pasada por la silla eléctrica) no invada ni malogre mis otros espacios. ¿Cómo sobrevivir si no?...hoy tuve peleas a golpes que dejaron sangrante a un niño, recibir los legajos para inscripción a concurso, reunión de proyecto PIIE, rajadura en un techo, 80% de un curso sin material de trabajo (una caja de cartón, una plasticola y un papel afiche), una madre sacada porque no podíamos exigir que su hija cumpliera con tanta cosa (léase tareas y un poco más de dedicación), resolver qué hacer con 400 facturas que quedaron por ausentismo por mal tiempo, qué más, qué más chiquito???...estaría frita si vengo a casa y me sigo enrollando...ya suficiente tendré mañana, pasado y el resto de mis días en la escuela.

    Besos, muchos.

    ResponderEliminar
  22. Ni que hablar de Bernao, Yazalde y Tarabini.
    Pero bueno, el Diego sabrá. Yo lo banco.
    Otro abrazo. Y basta, que la gente empieza a murmurar.

    ResponderEliminar
  23. Me metí a la historia para tratar de descubrir ¿ que pretendes?.
    Francamente no lo logré descubrir

    En fin, me di cuenta que escribir forma una parte inevitable de mi persona, me considero una persona que hace lo que siente, y creo que tú transitas el mismo camino.

    besos frapeanos

    ResponderEliminar
  24. Gla, usted sabe que a mi la lluvia no me inspira y no me lleva a una salida.

    Maracuyá, un sacerdocio lo suyo. Le mando un beso y le respondo puntualmente por mail.
    Besos

    Adenoz, si, basta, mejor lo invito a una cerveza en el clú y charlamos.

    Reggis, me gustaría que escribieras un final de esta historia porque tengo la idea pero se me complica el desenlace. Si te interesa gamar3@gmail.com.
    Besos de esos o de los que quieras

    ResponderEliminar
  25. Yo venía dispuesta a enmendar mi error y a consentirlo con muchos bsos, pero veo que ya no son necesarios.

    ResponderEliminar
  26. Ya me hice la película.... no digo nada pero mi cabeza va a mil y ya imaginó el resto. Espero la continuación.

    otra vez yo con hambre y vos con milanesas...no le pego una,!
    beso

    ResponderEliminar
  27. Deepbluesky, como que no? Siempre son necesarios y bienvenidos.

    Nadasepierde, apuesto a que no va en la misma dirección que mi final. Podrías mandarme al mail gamar3@gmail.com tu propuesta de final, yo publico el mío hoy sin falta.
    Yo creo que estás a dieta y por eso vivís con hambre. Beso.

    ResponderEliminar
  28. En serio son necesarios??
    Para dejarle muchos, muchos, muchos bsos.

    ResponderEliminar
  29. Y que bien que Karina fue a plantar y escogió ese lugar ¿no? ¿Seré entonces Osvaldo su guía?
    Curioso que justifique con la frase "no me gusta molestar" su aislamiento...
    Sigo...

    ResponderEliminar
  30. Deepbluesky, claro que son necesarios, alimentan. Gracias.

    Haideé Iglesias, para el que cree puede ser que alguien la guíe, puede ser que estuviese escrito que así fuera, o simple casualidad.
    ¿Esa frase la puse en boca del personaje? Es lo que a mí me sucede y todos mis relatos llevan algo de uno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Hombre Gamar, ya sé que lo que se escribe forma parte de uno... pero ¿es necesario hacerlo evidente siempre? Pienso que no. Para eso existe la comunicación más allá de lo evidente... al menos para mi...

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...