domingo, 30 de agosto de 2009

Respuestas


La tarde promete ser de las mejores del otoño. Apenas una brisa que trae ese aroma a tierra húmeda que tan bien le cae a Karina.
Las ganas de salir de su casa después de varios días de mucho frío la decidieron a emprender el trabajo y parece ser el día perfecto.
Desde hacía varios días estaba ese cerezo en su pan envuelto en mimbre esperando ser plantado en su cuidado jardín. En el cuarto de las herramientas estaba esperándola esa pala que maltrataba su espalda pero alimentaba su alma al trabajar la tierra.
Decidir el lugar no era tarea fácil pero después de observar todas las posibilidades, esa esquina cerca de las margaritas era el que mejor adornaba el jardín en su mente. Cuando florece el cerezo en el final del invierno se cubre de flores color rosado que con el marco de las margaritas, que son la flor preferida de Karina, harían un cuadro perfecto. Claro que las margaritas florecen más tarde y no coincidirían en el tiempo, pero en su mente se ven juntas.
Y aunque su mente es en extremo realista, aún hay lugar para imágenes bellas que sólo existen allí.
Sacó las primeras paladas teniendo cuidado de sacar el césped en panes para poderlo volver a colocar. La tarea la realiza con la precisión que la caracteriza, tanto en trabajos manuales como en todas sus acciones. Ella es una mujer de convicciones muy firmes y de una lealtad inquebrantable a sus ideales.
Al hundir la pala algo sonó. Con su mano trató de sacar lo que pensaba era una piedra, aunque sonaba diferente.
Intrigada abrió el pozo más a la derecha para desenterrar eso que sobresalía.
Era una caja de metal, de gruesa chapa, similar a una caja de herramientas pero atada fuertemente con alambres.
La intriga hacía que se apurara a sacarla del pozo para abrirla de una vez.
Transpirada y cansada la colocó sobre el césped, tiró la pala y trató de desatar los alambres que la mantenían cerrada, pero no pudo. De un salto se puso de pie y fue a buscar una pinza al cuarto de herramientas.
No perdió tiempo en sacar ataduras y cortó todos los alambres hasta que logró abrirla.
Dentro de la caja había un paquete de tela con ataduras de ese mismo género que no intentó desatar y no era necesario, porque se rompían con una simple tensión.
Pero la tela tenía un dibujo, algo muy familiar para ella porque era una letra "K" de estilo gótico muy similar a una que tenía pintada ella en la pared de su habitación.
Más de 20 años hacía que esa habitación había sido remodelada, las paredes se cubrieron con planchas de madera y desde ese tiempo que no veía esa "K" color rosa.
La apariencia de la caja y las envolturas hacían suponer que estaba ahí más de lo que hacía que esa casa fuese de su familia, mucho más.
Al quitar los paños se encontró con papel impreso en bastante buen estado, que cubrían un tubo de material extraño, similar al cartón, pero muy oscuro y duro.
El tubo tenía un tapón en uno de los extremos que quitó con cuidado y al inclinarlo se deslizó un pequeño pergamino que parecía de cuero o papiro. En realidad no sabría la diferencia porque nunca había visto un papiro o un pergamino de cuero, pero su aspecto era de algo muy añejo.
Lo abrió y para su sorpresa estaba en blanco.
-¿Para esto tanto embalaje? Dijo decepcionada mientras soltaba el pergamino y éste se cerraba. Pero volvió a abrirlo buscando alguna marca, algún rastro de escritura y lo que vio la dejó petrificada. Sintió un escalofrío por la espalda al ver que donde antes estaba en blanco ahora había una escritura manuscrita como si se hubiese hecho con pluma y tinta hacía cientos de años.
Pero hacía un instante no había nada ahí, estaba totalmente en blanco.
La frase aparecida misteriosamente decía "Seguramente guardaba algo importante"
Dejó cerrar el pergamino y se sentó en el césped algo temblorosa.
En su mente no hay lugar para misticismos, todo tiene que tener una respuesta. Pero aunque trataba de imaginarse una, no la encontraba.
Fidel lamía su cara pero ella parecía estar en trance y no reaccionaba. El perro se sentó a su lado y no dejaba de mirarla, pero ella ni siquiera notaba su presencia. Hasta que se puso de pie y llevándose el pergamino en la mano se fue hacia la cocina. Como toda uruguaya de ley tenía el mate bien a mano y se sentó en la cocina a saborear uno.
Mientras tanto en su mano estaba el rollo del misterio al que no podía dejar de mirar. Con cuidado lo extendió nuevamente para ver que no había ningún rastro de escritura y aunque lo examinó con detenimiento ninguna marca, ningún resto de tinta, ni rastro de presión se podía apreciar.

continuará

Capítulo 2

30 comentarios:

  1. ¡¡No puede dejarnos con esta intriga!!

    En cualquier momento ¡¡lo vamos a ver escribiendo guiones de suspenso para cine!!

    Abrazazos

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno!!!

    Ya quiero saber como sigue... ¿quién enterró eso? ¿por qué tanía una K?¿cómo es que el texto aparece y desaparece?

    ahhhhh son muchas dudassss

    ResponderEliminar
  3. Buena decisión...Adoro sus continuará...y esta vez ni se me ocurre el final!!!!

    ResponderEliminar
  4. Claro, empiezas otro cuento, otro continuará y mientras tanto mi hamster sin dormir pensando y haciendo una lista de preguntas que se le vienen a la mente...
    A ver cuantos días nos tienes con la intriga.
    Bsos... (espero que estos también continuen)

    ResponderEliminar
  5. Podría comentar diciendo que me encanta tu estilo, que tu modo de describir hace que vea las imágenes como si yo estuviera dentro del relato, respirando el olor a tierra mojada y sintiendo el pergamino en mis manos... PERO NO!!!! No voy a escribirte eso!!! Porque es de mucha maldad hacerme entrar en la historia de esta manera y de golpe colocar un "continuará" eso no se hace!!! Y no es la primera vez, por lo que sospecho que tampoco será la última...
    Bueno, volveré hasta encontrar la continuación (por favor, que termine en el próximo post, no resisto tanta intriga)
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. sigue,continua que me has dejado intrigada

    ResponderEliminar
  7. No me dejes con la intriga, por favor...

    Admiro tu imaginación para crear historias fascinantes, pero apurate porque quiero conocer el final.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola....pues nada que he llegado aquí de la mano del profe un amigo queridisimo...y despues de un tiempo alejada de los blogs, me encanta encontrarme con personas que escriben tan bien...y si no tienes inconveniente, te visitare para ver en que termina la historia.

    saludos

    ResponderEliminar
  9. Qué costumbre, che, eso de imitar a las novelas!

    Bueno, ahora habrá que esperar a que ponga la segunda parte.
    tsk.

    ResponderEliminar
  10. La candorosa, usted cree? Escribiendo dentro del cine puede ser.
    Gracias igual y si consigue inversores vamos para adelante.
    Usted pone la música.
    Abrazos cinematográficos.

    Nick, gracias y le confieso que yo tengo las mismas dudas que usted.
    Saludos y deséeme suerte, inspiración y tiempo.

    Gla, que feliz me hace ver que usted aprecia lo que los demás me critican.
    Le digo un secreto... A mi tampoco.
    Beso

    DeepBlueSky, y si, esto es así. Hágase usted todas las preguntas que yo me las hago por acá también. Es cierto que no duerme por mi culpa? La recompensaré en cuanto pueda, gracias y besos

    dondelohabredejado, pero no se me ponga así, déjeme que le explique. Tengo muchos cuentitos empezados y sin final porque los abandono, entonces ni bien salió este, lo publiqué hasta donde tenía, de esa manera me obligo y me obligan a terminarlo.
    Pero en uno o dos meses lo termino seguro. Saludos desde lejos así no me pegan.

    S. mmm, me gusta cuando me dicen así. Entonces sigo
    Besos

    Fabiana, perdón, pero un poquito hace bien y va a lograr que me ponga en forma de nuevo después de tanto receso neuronal.
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  11. Abrió la caja de pandora ... y el pergamino tenía la respuesta a su mayor pregunta.
    sentí el escalofrío yo también.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Reggis, Bienvenida. Que bueno que te encontraras con personas que escriben tan bien y conmigo también. Por favos, es un placer que quieras volver y mientras termino este cuento puedes leer los anteriores, sin pausa.
    Besos

    Mona Loca, Usted tiene razón, son partes y no capítulos. Tengo entendido que capítulo es la división de las partes no?
    No importa, igual a la segunda parte le voy a poner capítulo 2
    Si la ve a Estrella me la manda así me aclara esta duda?
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Me querés decir que en uno o dos meses va a estar publicada la continuación del cuento????
    Te mando por correo mi dirección particular y me enviás un poquito de esa planta que tan bien cultivás en tu jardín, para que la ansiedad no me mate de un problema cardíaco en la espera. Te parece???
    Un abracito.

    ResponderEliminar
  14. Nadasepierde, listo, me contó el final. Me voy suicidar comiendo hormigas coloradas muy enojadas.
    Además de escalofríos va a sentir ardor en la oreja.
    Saludos y gruñidos.

    dondelohabredejado, ja, ja, que rapidez para el contraataque. en menos de un minuto estabas respondiendo.
    Prometo en esta semana poner la segunda parte, no desespereis.
    Un abrazo un poco más grande

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Pero que memoria tiene Marina!!

    ResponderEliminar
  16. Huy que modesto....de verdad,escribe muy bien.
    jaja...saludos

    ResponderEliminar
  17. Y sí, a mí me parece genial que nos dejes pensando mientras te las rebuscás para cerrarlo vos....jajja...porque de esa manera el intercambio resulta más sabroso, seguro que cada uno le dio un final diferente. A ver cuándo se larga con alguna historia tipo "Elige tu propia aventura". Las conoce? Eso sí...tiene que trabajar muuuuchoooo porque son miles de finales diferentes!!!

    ResponderEliminar
  18. dondelohabredejado. ¡Que peligro!

    Reggis, gracias preciosa.

    Gla, no se de esas aventuras pero si me gustaría hacer historias compartiendo con otro. Creo que en el blog de Diavolo una vez hicieron una historia excelente entre tres o cuatro, con estilos similares.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. nooo, supongo que el final es otro.... pero lo dejás a la imaginación de cada uno y uno se dispara.
    Malo lo de las hormigas...ehh!!!!!
    no digo mas nada...en boca cerrada no entran moscas.
    beso

    ResponderEliminar
  20. Es entretenido escribir entre varios. Una vez con Café participamos de un post de David...no sé si salió bueno, pero que lo pasamos bárbaro...seguro!!!!

    ResponderEliminar
  21. Nadasepierde, ni hormigas. beso

    Gla, usted está de vuelta de todos nosotros. Para la próxima inviten.

    ResponderEliminar
  22. Gamar, tienen tus palabras aroma de nostalgia...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. L.N.J. Creo Lou que hay un sentido extra en ti.
    Gracias. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  24. Ese estado que describes de su mente, es precisamente lo que es el silencio, Zen. Lo que se encuentra tras el ejercicio de la meditación. Aunque estados como este de sorpresa y otros, nos ponen en contacto con él.
    Sigo leyendo :)

    ResponderEliminar
  25. vi luz entrè y me quedo , ahora..... quiero el saber EL FINAL !!
    Saludo Cordial

    Cris // mujeresdesincuentay

    ResponderEliminar
  26. Haideé Iglesias, es bueno ir conociendo un poco más el Zen. Si se logra eso sin un shock, habría que probarlo.

    Cris, bienvenida y siga que ahora no hay que esperar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Ufff. Ahora me enganchñe, y también quiero saber como sigue. Quien enterró la caja, y la historia detrás de la letra K escrita en gótico. Muy bueno! Aquí me quedo. Un beso.

    ResponderEliminar
  28. M. de Floresta, no, no se quede aquí vaya a ver el 2.
    Bienvenida y besos.

    ResponderEliminar
  29. Me encanta la palabra galpón para definir el lugar... saludos y gracias por pasar =)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...