martes, 25 de agosto de 2009

Pertenecer


Que bueno era ser sapo.
Es cierto que era feo, pero tenía menos preocupaciones.
Mi vida era dormir todo el día, salir de noche a comer bichos y cada tanto, cuando el instinto me lo pedía, conocer hembras igual de feas que yo.
Jamás me preocupaba por ser lo que no era y cuando un sapo no me caía bien simplemente no lo trataba.
La humedad, el fresco, los charcos ¡qué época!
Pero todo eso cambió cuando el destino me puso en camino de esa princesa. Sin que lo pensara hizo lo que menos esperaba yo. Normalmente no presto atención a la gente grande, sé que solamente pasarán por al lado mío o me esquivarán. Solo a los mas chicos debo esquivar para evitar que me usen de pelota, me hagan fumar o volar por el aire si es época navideña.
Pero esta vez fue diferente. Ella se paró frente a mi, me tomó entre sus manos y me besó en la boca.
Mi asombro fue tal que quedé paralizado. Creo que hasta me desmayé, porque recuerdo haber despertado siendo diferente.
Soy muy bello, la gente ya no me esquiva, al contrario, se agolpan para que les preste atención y quieren ser amigos míos.
Mi círculo social es de lo más selecto y todos son elegantes.
Pero para seguir en ese círculo tengo que aguantar a un montón de gente insoportable con mi mejor sonrisa.
Todos los días tengo que cuidar mi piel y pasar horas arreglándome, comer poco y ser amable.
Tengo que ser amable también con los poderosos, aunque sé que son despreciables, corruptos y me matarían si les hiciera falta, pero tengo que sonreirles, festejarles sus pésimos chistes y estar siempre dispuesto a acceder a sus pedidos. Todo eso para pertenecer a ese selecto grupo.
En fin. Era mejor ser sapo que gusano.

44 comentarios:

  1. Gamar te superas cada día!
    Los relatos-metáfora son lo tuyo eh?
    Yo también prefiero ser sapo, de esos que no tienen mucho colorido asi no te atosigan
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Y, sí.

    Pertenecer tiene sus "privilegios"... y su precio.
    ***suspiro***

    Cuánta razón, cuánta.

    ResponderEliminar
  3. Amigo! te puedo llamar así verdad? Te entiendo perfectamente.
    Nada más lindo que estar en su habitat y en su lugar, el estar fuera es horrible.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Apareció mi sapitooooooo.....
    Ser sapo puede resultar arduo, pero siempre regala la tranquilidad de llevar la frente bien alta....
    Ser quien uno es, aunque eso nos traiga consecuencias no deseadas....
    Compartir la vida con otros sapos que admiten su propia esencia en lugar de correr tras ideales que no les pertenecen...
    ¿Quién puede vivir feliz a su propia sombra?
    Sr sapo Gamar: Ojalá nunca nos tentemos de elegir ser lo que no somos y nos sintamos felices de que nos elijan con nuestros defectos, sabiendo que ser nosotros mismos es la mejor opción ... Y al que no le guste...se lo pierde!!

    ResponderEliminar
  5. En verdad me gustó mucho. Hoy me preguntaba: Cuánto valen nuestros principios? Cuál es el momento en que dejamos de ser quienes somos? Elijo ser sapo. Libre de ataduras y fiel a mis convicciones.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Por pertenecer, algunos matan y mueren.

    El texto de hoy, maravilloso... ¡¡Cómo era de suponer!!

    Abrazazos!

    PD: la foto, me mató!

    ResponderEliminar
  7. Yandros,no será mucho? Igual se agradece, pero no es para tanto, es más, esto no me gustaba y lo publiqué por presión de Gla, que se ha convertido en correctora de este blog.
    Un abrazo.

    Mona Loca, Entiendo que su trabajo tiene una exigencia en este tema que debe ser pesado de llevar. Pero eso para nosotros los sapos, usted es una princesa.
    Por las dudas no ande besando sapos por ahí.

    Dubby 24, es un honor que me consideren amigo, como no?
    Parece lo más lógico pero no es lo más común. Una gran parte se empeña en mostrarse como quisiera ser y no como es, cosa que le cuesta vida, pero cada uno hace lo que le parece. Sigamos nosotros en nuestro charco.
    Saludos

    Gla, ahí lo tiene. No creo que sea arduo ser lo que uno es,pero puede ser pesado si a uno lo avergüenza o no está en paz consigo. Eso si es triste, pero la madurez lo suele curar.
    Besos

    Winter, me alegro que le gustara. Cada vez que se pone un zapato de moda y a la noche tiene los pies destrozados, cuando vamos a una reunión en la que nos sentimos incomodísimos, pero hay que ir. Esos son los indicadores de que algo está mal. Prefiero ser el amargo que no quiere ir a una fiesta de disfraces donde van todos los compañeros de trabajo que ir y sentirme defraudado a mi mismo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No me venía venir eso. Excelente historia Gamar.

    Saludos,

    Paz

    ResponderEliminar
  9. Ne refería a asumir los costos de las decisiones que uno toma...por más seguro y tranquilo que uno esté consigo mismo, aunque debe ser más fácil quedar bien con todos....(Pero a mí no me sale!!)
    Vio que su sapo iba a gustar? Usted es el más inconformista de todos...Cuando me lo mostró sabía que iba a ser un sapo exitoso......
    Yandros, no le crea...yo no presiono....soy "insistente" jajjaja...Me pide opinión y yo opino....para eso soy sapo y me la banco...

    ResponderEliminar
  10. Qué bueno, qué triste, qué real,,,
    qué asco.
    Me ha encantado, y la foto, uf, tremenda...

    ResponderEliminar
  11. Pazcual, me alegro que pudiera sorprender. Besos

    Gla,no no, quedar bien con todos es imposible para mi. Pero quedar mal con todos se me da mejor, eso si.

    ResponderEliminar
  12. Serás lo que debas ser, o si no no serás nada

    Es preferible un sapo auténtico y feliz de serlo a un príncipe hipócrita y preocupado.

    Ex-ce-len-te Gamar!!! Extrañaba a Ineditables, y al volver lo encuentro con la marca original, sin alteraciones.

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  13. Vio Maracuyá??? Y el muy humilde de don Gamar dice que no valía la pena el relato...

    ResponderEliminar
  14. A veces no se si es que el ser humano es inconforme por naturaleza.. si en realidad no sabemos ni lo que queremos o simplemente buscamos aquello que nos dicen es lo mejor aun cuando no nos haga felices...

    yo preferiria ser gusano amado.. y no este sapo ignorado que soy

    ResponderEliminar
  15. Decile que te desbese, quizás consigas volver a ser un alegre sapito saltarín.
    La ilustración está bien hecha, pero esa señora... horror!

    Estercita

    ResponderEliminar
  16. jajjajaj me gustan los sapitos son tan guapos!jajaja los principes me dan repelus,siempre acaban desteñidos!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  17. Fauve, la petite sauvage, no digan eso de la pobre señora, que seguramente ella cree que se ve bien.
    Beso

    Maracuyá, si, así debe ser y a la larga será. La sabiduría está en ser feliz siendo sapo y no creer que se necesita ser príncipe para poder serlo.
    Me alegro que volvieras, espero que las cosas estén mejor. Beso.

    Mafalda Marinela... y si, uno es inconformista, pero es muy difícil que alguien quiera a un gusano arrastrado, tal vez consiga atención superficial, pero van a quererte como sapo cuando ese sapo sea auténtico.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Pues yo siempre he pensado que la vida de principe es más fácil que la de sapo. El sapo siempre tiene que demostrar lo que vale para que se le habrán las puertas, el principe a penas necesita una media sonrisa para que todo gire a su alrededor, eso sí, como en todo también tiene su partecita mala.

    ResponderEliminar
  19. ...La fama nos esclaviza...ser sapo nos permite ver, rondar, percibir y que no nos molesten, y con suerte encontramos un par que nos haga felíz, y chau!!
    saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
  20. Hola... gracias por recibirme.

    Era mejor ser sapo que gusano
    Esta frase lo resume todo...si no mire a las niñitas modelo, tan rubias, tan flaquitas, tan envidiadas y tan "princesas".

    Me quedó doliendo el estómago de pensar en el cinto de la señora de la foto....

    ResponderEliminar
  21. Bueh, como diría Serrat, mejor un simple de los Beatles que un LP de los Boston Pops.

    Lindo :)

    ResponderEliminar
  22. Yo, Cas Cas, le voy a pedir que deje de publicar fotos mías por la internet. Ya bastante que tenemos que cargar con el mestizaje entre orugas y leopardas vió?

    Y si, prefiero un solitario feliz bajo la lluvia a diplomático agil encerrado en cajón de manzanas.

    :)

    ResponderEliminar
  23. Y...Es bueno ser sapo para no tener preocupaciones. Pero nos tocó ser otra cosa y tenemos que asumir la responsabilidad.

    Igual, le digo sinceramente, si me besa esa cosa de la foto, yo salgo corriendo. Es la mujer con la cintura más pequeña, pero es más fea que un murciélago. Ja.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. EXCELENTE RELATO!!!!! Creo que no digo nada nuevo al decir que cada día son mejores los escritos, pero como tengo ganas lo digo: cada vez son mejores, en todos loa sentidos, sus escritos!!!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Perdón, sé que no es tema de mi incumbencia... pero se han cruzado los comentarios con los de La Candorosa y ella no tiene respuesta.
    Sí, ya sé, soy demasiado obsesiva...

    ResponderEliminar
  26. Isabel Estercita Lew, no le diga así, pobre señora, no ve que ella cree verse bien?
    Lo de pedir desbesarse me gusta, aunque sea como excusa.
    Le dejo un beso.
    Perdón. ¿Me desbesa?

    S. Si, si, ahora resulta que a uds no le gustan los príncipes y buscan feos por todos lados.
    No importa, aunque lo les creo, si se ponen de moda los feos voy a estar de parabienes.
    Besos de sapo.

    Rebeca, yo lo veo así: El príncipe tiene las puertas abiertas, pero si no puede sostener, se van cerrando. Nosotros tenemos que demostrar, eso es cierto, pero nos vamos haciendo más valorados con el tiempo.
    Igual, si nos tocó ser sapos, a chapotear.
    Besos

    Cas, pasar desapercibidos es la mejor estrategia. Y lo que llegue será mucho más valedero.
    Besos

    Soledad, faltaba más, acá es un placer recibir nueva gente. En el fondo está la picada y la barra de tragos.
    Creo que si ese cinto se suelta mata al fotógrafo. Besos

    MaríaCe, no conozco a los Boston Pops, pero me imagino...Y lo de lindo es por el post o por mi?
    Mire que me envalentono y la saco a bailar.

    La Mona Bermúdez, Esto de tener dos Cas se pone complicado, por suerte ahora con la foto las puedo identificar. y si si, la entiendo.
    Besos

    La Mona Bermúdez, si, le dije que si.

    Fabiana, ah, entonces usted es princesa?
    Mis reverencias entonces.
    Tener la cintura más pequeña es algún mérito? Creo que tiene alguna otra cosa más pequeña. ¿Le apretará la peluca?
    Saludos

    La candorosa, perdón, me salteé su comentario. Me siento muy apenado, avergonzado y constirpado.
    No se como reparar este error. Tengo poxipol, Fastix, Poxirrán, no se si se puede con alguno de estos.
    Es cierto que algunos matan por pertenecer, pero lo más triste es que muchos más mueren por eso, con tal de verse flacos, esbeltos y jóvenes. En fin. Estoy perdonado?
    Le mando una beso y en este momento voy a agarrar la guitarra para tocar algo a su honor.
    Estoy perdonado?

    Dondelohabredejado, gracias, por sus mimos y por avisarme que estaba dejando fuera a La Cando.
    La puedo contratar como correctora de mi blog?
    Le mando un beso grande.

    ResponderEliminar
  27. Que excelente final, por fin! ese deberia ser el que se cuenta, tiene mas filosofia y contenido que "Y vivieron felices para siempre.." :)
    My bueno,
    un beso, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  28. Sí, doña Gla...es que el chiquito es muy modesto, no?

    ResponderEliminar
  29. Los gusanos son detestables, no hay ninguna duda.

    ResponderEliminar
  30. Siempre podría ser peor. Al menos le quedará el consuelo de ser gusano con espíritu de rana. Infinitamente peor es ser gusano y tener alma de cucaracha.

    Y a todo esto..., la señora con la cintura de avispa, ¿pinta algo en el cuento?

    ResponderEliminar
  31. Patricia, es que los finales felices me aburren un poco y además hay que cuidar a las perdices.
    Gracias, besos.

    Maracuyá, no me la envalentone a la Gla, por favor.
    Beso

    María, ellos logran lo que quieren arrastrándose. Son maneras. Besos.

    JuanRa Diablo, Es una persona que no está conforme con ser lo que es y se tortura para ser otra cosa. En realidad no se sabe qué es lo que quiere parecer, pero...
    Saludos

    ResponderEliminar
  32. Es mejor ser feliz. La forma - sapo, gusano... - es accidental. Creo
    Un cordial saludo, Gamar

    ResponderEliminar
  33. Luis Antonio, claro que si, pero si uno logra ser feliz con su propio ser es mejor, creo. Saludos

    ResponderEliminar
  34. Me asombra y sorprende siempre el punto de vista tan original que adoptas en tus relatos. Un placer leerte.
    La foto es un crack, muchacho. Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Me encantaría ser sapo, no tendría que quedar bien con nadie, tendría una excusa por si alguien se aleja o me tira por ahi, menos preocupaciones.. Que vida la del sapo!!

    jajaj, cuidate mucho!
    un beso enorme :)

    ResponderEliminar
  36. Cristal, no creo que sea crack, creo haberla visto a esta señora jactándose de tener la cintura más fina del mundo.
    En realidad yo puse "sapo feo" y apareció eso. Gracias y es un placer que comentes por acá. Besos

    Aldana, Se puede, todo es cuestión de proponérselo. Gracias por pasar, besos

    ResponderEliminar
  37. El concepto de belleza gracias al cielo es subjetivo, pero el concepto de belleza que se ha impuesto por los medios de comunicación, hacen que el cascarón valga más que lo que realmente debe de valer la pena. Es triste que hasta los niños, ahora se vuelvan "selectivos" al momento de hacer amigos, porque si no son "bonitos o bien parecidos" no son dignos de un saludo... Es Patético!
    Definitivamente prefiero ser un sapo y saber que mis amigos están a mi lado por quien soy, no por como me veo.
    Bsos, muchos.

    ResponderEliminar
  38. Deepbluesky, me de alegro poder contarla entre nuestras filas.
    Muchos besos para ud.

    ResponderEliminar
  39. Y bueeeeee, como dicen? "Nadie sabe lo que tiene...hasta que lo pierde" en este caso...hasta que SE pierde.

    Me quede pensando...en lo cotidiano todos buscan ser principes y nosotras princesas, un sentimiento puro de superación , el problema viene cuando no puedes en el cambio conservar tu esencia.

    Algo coplejo por que cada grupo tiene sus propias reglas , si quieres pertenecer a el.

    Al final (largo suspiro) es normal que mires atras y piense que "antes" era mejor.

    Me gusto!

    Chaus

    ResponderEliminar
  40. Reggis, aparte de la nostalgia que nos hace ver a todo lo pasado como mejor, creo que ser simple, o solo ser, es mejor forma de vivir. No porque la superación me sea ajena, pero...
    Gracias por pasar. beso

    ResponderEliminar
  41. Me impactó esa imágen! Wow! me hizo recordar algunos perfiles de Tagged! Ja! Ja! Ja!
    Creo que en definitiva es preferible ser sapo de un charco conocido que sentirse príncipe de otro pozo, or something else...
    Saludos Gamar!
    Seguiré pasando por acá...

    ResponderEliminar
  42. Marcelo Dance, Bienvenido y pase cuando quiera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...