jueves, 23 de julio de 2009

Orgullo




Soy tan insignificante que ni me mira. Ella no solo es hermosa, sabe que es hermosa. Se aprovecha de eso para despreciar a todo el mundo. Me pregunto qué haría si amaneciera siendo fea, pero muy fea.
En realidad dentro de este tren todos desprecian a los demás, nadie se mira, solo se mueven con el vaivén.
Ese pelo rubio tan lacio, es precioso. Pero aunque fuera pelada sería preciosa igual. Debe estar estudiando , tal vez el último año. Debe ser hija de alguien con mucha plata. No necesita trabajar, ni para ganar su dinero ni para nada. Con esa presencia logra todo de favor.
Qué haría si un día se despierta y es pobre, muy pobre, sin su ropa de marca sin sus perfumes cremas y shampoos?
Igual sería hermosa, pero tal vez no lo noten tanto y debería ser menos despectiva con los demás.
¿Me está mirando?
No, debe ser al de atrás. O se habrá dado cuenta que la miro desde subió al tren.
¿Le hago una sonrisa? No, seguro que me va a dar vuelta la cara y eso es lo que quiere, despreciarme y dejarme caliente.
Ella puede salir con un modelo, no me va a dar bola a mi. Seguramente es de las que disfrutan sabiendo que estamos todos muertos por ella y ni nos saluda.
Lo mejor que puedo hacer es no mirarla más, despreciarla como hace ella.
Ese perfume, es... seguramente es de ella. Aunque hay mas de 20 mujeres dentro de este coche destaca el de ella. Debe ser de ella, es seguro.
Me hizo una sonrisa. No puede ser, se debe estar riendo de mi.
Uy, tengo que bajar.
-Permiso, permiso. Dije mientras me apuraba por llegar a la puerta entre la gente.
-Disculpame. Dijo ella con la voz más angelical que escuché en mi vida.
¿Ésta es la estación Malaver?
-Si. Dije yo cortante y tratando de encontrar en mi cabeza la razón por la que ella me preguntaba eso a mi, habiendo tantos dentro del tren.
-Yo tengo que bajarme acá, voy a la casa de una amiga pero no conozco nada por acá.¿Me podés explicar como llego a la calle...?
-No, la interrumpí en seco. No soy de acá.
Y me fui caminando más rápido que de costumbre, hinchando el pecho. Seguramente quería dejarme babeando por ella. Una mina tan preciosa no me va a dar bola a mi.

54 comentarios:

  1. Y si, seguro que quería saber de ti, si la acompañabas les dabas los datos y la mano, quien te dice, muy buena narración porque los lectores nos quedamos con las ganas de saber que pasaría.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hizo bien, hizo bien. No puedo justificarlo racionalmente, pero estoy seguro de que hizo bien.

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor que podía hacer era colocarse a buen resguardo. Y lo hizo.

    Tenía todo para perder.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hizo bien, nunca se puede arriesgar a nada!!!
    Seguro tenía un aliento a muerto que ni le cuento!! (?)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Já..ayyyynnn...ahora me quedé pensando en ese que esta mañana me miraba en el colectivo...y me gustaba un poquito. Le pregunté la hora y me contestó tajante: - No tengo reloj. Pero yo se lo veía, juro que se lo veía, mientras pensaba, es demasiado dulce este perfume de maracuyá, lo voy a regalar.

    EX-CE-LEN-TE!!!! Gamar. Un excelente relato...y pensar que soy tu amiga, che. No lo puedo creer.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Me gustó...mucho...
    Pero seguro que se equivocó. Para mí ella tuvo más "valentía" (Para ponerlo en fino) que usted y se decidió a tomar la delantera segura de que si no lo hacía, no habría posibilidad de contacto... Y usted arrugó porque prefirió quedarse con la duda a arriesgarse a todo o nada...Además tiene que quererse un poquito más .... (Siempre haciéndose el modesto)Es cierto, si eran muchos a los que podía haberles preguntado y se decidió por usted...¿Por qué se tira tan abajo?Eso no se hace...¿Y si era la felicidad la que tocaba a la puerta? Nunca se debe dejar pasar la posibilidad de ser feliz...

    ResponderEliminar
  7. Pues estoy de acuerdo con Gla
    Y aunque sólo quisiera que la acompañaras, acompáñala hombre, queda mucho más elegante llevarla y despedirte sin pedirle su número ni nada jajajaja

    ResponderEliminar
  8. ¿Y por qué no arriesgarse? Quizás dejaste pasar la posibilidad de tu vida...

    Cuántas veces pensamos en que algo no se nos va a dar, y cuando se nos da, no sabmos qué hacer.
    Es muy humano, ¡pero juéguese hombre!

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. Antes de contestar sus amables comentarios quiero aclarar que esto no es auto biográfico y de serlo estaría hasta el día de hoy pegándome en el dedo meñique del pie derecho con una mancuerna de 4Kg.
    Creo que debo ponerle nombre a mis personajes porque cuando escribo en primera persona todos asumen que soy yo.

    Medianoche, yo reconozco que suelo terminar mal los relatos. A veces la idea la redondeo en mi cabeza pero al lector no le queda claro. Intentaré aprender como se hace.
    Alguna vez me voy a poner a hacerle finales alternativos a varias de las historias que puse en este blog. Besos

    Bugman, gracias, eso es lo que suele decirme mi complaciente consciencia cada vez que meto la pata.

    Yoni Bigud, para qué andar arriesgándose en esta vida, mejor nos quedamos solos y seguros en nuestro antro de cobardía. Un abrazo.

    La candorosa, pero claro, hay que desconfiar, lo peor que le puede pasar a uno que que algo le salga mal.

    Maracuyá, En que línea iba? No sería yo ese?
    Perdón pero a las mujeres demasiado bonitas y que parecen inteligentes hay que escaparles, hasta a las que son muy dulces, seguramente algo esconden.
    Y vamos, vamos, no sea zalamera.
    Besos

    Gla, me alegro que le gustara, pero quiero que alguna vez me diga " la verdad es que ese relato te salió horrible". Confío en ud . para que ponga un poco de sinceridad.
    A mi éste no me complace en casi nada y es evidente que cuesta encontrar la moraleja y el final es muy abrupto.
    El protagonista es así, lo ciega el falso orgullo o enmascara con él la terrible cobardía que lo maneja.
    Y sepa que yo no soy modesto, para nada, al contrario me creo hermoso, sagaz y modesto. Sobre todo ésto último. Besos

    Yandros, si, hubiese sido mejor hacerla desear un poco más y luego retirarse. usted sí que sabe tratar a las mujeres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Ay, pero por qué dice que lo terminó mal?

    A mí me gustó, así como está. ¿Quién despreciaba a quién, finalmente?
    Me pareció brillante.

    Así piensa cierta gente, cercenándose las posibilidades y echándole la culpa al otro o a las situaciones o a Dios.

    A mí me gustó, Sr. Gamar.

    Beso

    ResponderEliminar
  11. Yandros tratar a las mujeres mmm no sé no sé,es mi repelentosillo favorito pero no sé...
    Yo me hubiera lanzado,el "No" siempre se tiene.
    Hay que aventurarse,nunca se sabe si se puede ganar!

    ResponderEliminar
  12. Fabiana, a usted le parece? ¿Y si uno sale lastimado en el proceso?No no, soldado que huye...
    Saludos y aproveche para sacar a M el fin de semana que va a estar fresco pero lindo.

    Mona loca, sucede que a la vista de los comentarios, se deja ver que la mayoría agarra para el lado de los tomates. Ahí tiene otra frase para su sección de frases familiares.
    Su pregunta "¿Quién despreciaba a quién?" era la idea de moraleja, pero sólo usted lo vio y eso reafirma mi convicción. Escribo para la mona.
    Le mando un beso y gracias.

    ResponderEliminar
  13. Opino como la Candorosa! Seguro tenía aliento a zapallo podrido! ajajajaja
    Grande, Gamar!

    Besooos

    ResponderEliminar
  14. buenas! gracias por la visita! tienes un blog muy interesante.. saludos!

    ResponderEliminar
  15. Amigo Gamar: Mala memoria la suya...El día que no me convenció un relato porque esperaba otra cosa se lo dije bien de frente.
    Éste me gustó porque dejó asomar algo de esa sensibilidad que intenta tantas veces esconder y que debemos adivinar. No es necesario que sea un best seller para que guste....Pero bueno, si quiere que le diga que es una porquería se lo digo....No,mentira,no lo pienso...
    Además dónde está escrito que el lector tiene que leer (Valga la redundancia) lo que el autor quiso escribir? Al contrario, si tiene más de una interpretación es más rico el relato. Pero bueno si va a escribir sólo para la Mona, por qué no se muda a su blog? Y sí...me puse celosa!
    (Con usted todo bien Doña Mona, es que este señor me saca de las casillas)

    ResponderEliminar
  16. Ahhh, me faltó aclarar que cuando en mi primer comentario digo "usted" me refiero al "yo" del cuento pero cuando hablo de "usted" en el segundo comentario está clarito que hablo de USTED. (Y cerré la puerta de un portazo)

    ResponderEliminar
  17. Uh...se le armó bardo con la Gla...

    Esteee...bueeeeeenooo....me voy yeeeeendooo...

    ;)

    ResponderEliminar
  18. Stella, imagínese que el zapallo no me gusta ni en buen estado. Besos para usted, con los dientes recién cepillados.

    rAnita nOe, Gracias y bienvenida, espero quieras volver. Beso.

    Gla, yo le doy a usted un lugar preferencial y por eso le pido que critique sin pruritos, pero no esperaba que se ofuscara de esa manera. Después dice que el peleador soy yo. Mujeeeeeeeeeeeeeer.
    Ahora que me aclaró que usted es diferente de usted, nos entendemos mejor. No le doy beso porque me voy a pone a arreglar la puerta que me dejó floja del portazo.

    Mona loca, Vió? al final el del cuento tenía razón. Del portazo me desacomodó hasta los cuadritos.

    Mona

    ResponderEliminar
  19. Como me hago cargo de mis actos, y aprovechando que tengo marido ferretero, le traigo los tornillos que perdió la puerta en el golpe y de paso cañazo, algunos que se le cayeron a usted hace tiempo por si quiere ajustarlos.....Con cariño,vio??

    ResponderEliminar
  20. No hacía falta ese apunte de que el protagonista no es Gamar. A un tipo de los diablos rojos de Avellaneda y que vista el infierno con regularidad no se le hubiera escapado una mina así.

    (Es la primera vez que utilizo la palabra "mina". Me parece que me estoy argentinizando. Pero me encanta.)

    ResponderEliminar
  21. No comparto!!!
    Te tirás muy abajo y hay veces, muchas veces, en que la esencia de las personas se antepone a la belleza y los valores materiales que la rodean.

    Beso!

    ResponderEliminar
  22. Pero sí Gamar, tiene toda la razón...por suerte no soy de ésas. Nunca le conté cuál es mi canción de cabecera? Se la canto y se la bailo, porque me siento tan identificada...

    Se dice que soy fiera,
    que camino a lo malevo,
    que soy chueca y que me muevo
    con un aire compadrón,
    que parezco Leguizamo,
    mi nariz es puntiaguda,
    la figura no me ayuda
    y mi boca es un buzón.
    .....................
    Yo sé que muchos me desprecian compañía
    y suspiran y se mueren cuando piensan en mi amor.
    Y más de uno se derrite si suspiro
    y se quedan si los miro resoplando como un ford.
    Si fea soy,
    pongámosle,
    que de eso aun no me enteré,
    en el amor, yo solo sé
    que a más de un gil, dejé de a pie.


    Un beso a usté

    ResponderEliminar
  23. Una acciòn valiente en un relato realista. Lo que me dejò pensando es el tren...Ese es el toque que lo hace fantàstico.¿Seguro que era estaciòn Malaver?
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Gla, no sabe como lo compadezco al pobre ferretero.

    JuanRa Diablo, una mujer muy bella o muy simpática acá es una mina. Es más, hasta las mujeres cuando hablan de una mujer muy valiosa dicen que es una buena mina.
    En cuanto a argentinizarse, no se si le comviene. Por las dudas, cuando visite un blog Argento póngase barbijo.
    Un abrazo.

    María, que feo es no compartir. Desde chico me decían que tenía que compartir con mis amiguitos y prestarle los juguetes pero yo me oponía a rajatabla. Diego, cuando teníamos 5 años, me quiso sacar una escopeta de juguete y hasta el día de hoy se le nota la cicatriz en la nariz que le dejé de un mordiscón.
    te mando un beso.

    Maracuyá, usted tiene todo el arte de Tita y su espíritu, pero además es una mina bien pulenta.
    Un beso grande.

    Yo, la peor de todas, mire solamente una vez viajé en ese tren, creo que es el San Martín y fui hasta Ballester arrastrado por una alemana de película. Creo que una de las estaciones por las que pasé era Malaver, pero ya le digo, sólo pasé una vez.
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. HOLA UN BUEN RELATO ESPERO QUE VOS PASES UN ESTUPENDO FIN DE SEMANA. POR ACA SERA UN POCO FRIOOOO JEJE, UN ABRASO PARA VOS Y BUENAS NOCHES CHRISTIAN.

    ResponderEliminar
  26. Ahora que lo releo, igualmente dice una rubia, a juzgar por la descripciòn y el tren, para mi es una chica K

    ResponderEliminar
  27. Pues yo creo que el que no se arriesga nunca gana. Este buen hombre parece que tiene la autoestima mas bien baja, asi perderá muchas oportunidades...Yo le diria¡¡tio lánzate!! y si te da calabazas pues ajo y agua, jajajaja.

    Besitos

    ResponderEliminar
  28. Hola Gamar
    Eso es un síndrome. El tipo (o la tipa)que se mete carbón antes de tiempo. Muy bueno, me gusta su humor.
    Se cree hermoso, sagaz y modesto, muy bien.
    Entonces un beso al hermoso

    ResponderEliminar
  29. Él no opina lo mismo, pero bue, si el machista quiere ganar se lo doy por ganado, alguna vez me gustaría saber qué piensa la sra Gamar....

    ResponderEliminar
  30. GALAXY, Hola, hacía rato que no nos cuzábamos. Me alegro que le gustara y no te preocupes por el tiempo ayer acá nevó.

    Yo, la peor de todas, no distingo las chicas K, pero si es rubia, me gusta.

    Gatadeangora, y si, yo le diría lo mismo pero parece que se encierra en su propia percepción del mundo.
    Besos.

    Ev, Si, es así y me recuerda a un chiste... no, no me acuerdo el final, se lo cuento otro día. Besos a ud.

    ResponderEliminar
  31. Gla, a mi también me gustaría.

    ResponderEliminar
  32. Creo que orgullo es un traje que le queda grande... me inclino mas bien a una falta completa de autoestima, el complejo de ser inferior, de no darse el justo valor como ser humano...
    Dudo que sea horrible, ya que ella le dedica una sonrisa, le habla... lo cual significa que también a ella él le llama la atención...
    Pero claaaaaaaaaro, la baja autoestima utilizó la rudeza y la grosería como escudo.
    Pobre de ella que no merecía un trato así, mucho menos si no se conocían.
    Ahora solamente le quedará la eterna duda del "hubiera".
    Pero bueno, sinceramente no fue el que más me ha gustado, pero no puedo decir tampoco que no me gustó.
    Bsos muchos (espero que no se le olviden MIS bsos o no vuelvo a dejarte ninguno)

    ResponderEliminar
  33. Por supuesto que una mina así no nos puede dar bola!

    Y además no le va a dejar ese gustito de triunfo de verlo babeado por ella!

    Asi pecho hinchado! hombros en alto!

    (Probó de tomar nuevamente el tren a la misma hora? ponerse una carpita en la estación Malaver por si pasa de nuevo? buscarla en Missingwomen?)

    ResponderEliminar
  34. DeepBluesky, No es que la tratara groseramente, es que no sabe manejarse con las damas. Me alegro por su si sinceridad, opino lo mismo. Besos.

    Minombresabeahierva, ese es el punto, no dejarla huir con su nuevo triunfo. Mujeres son los que sobra.
    ¿Ud cree que la podré encontrar en Missinwoomen?

    ResponderEliminar
  35. Bien que hizo. Total a una chica así no faltará otro que la ayude.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  36. Buen relato. Seguro que esta chica tiene como resolver la cuestión...

    ResponderEliminar
  37. No son esos los momentos en que uno piensa qué hubiera pasado si...?
    Lástima que la reflexión sólo puede hacerse demasiado tarde.

    ResponderEliminar
  38. Mariela Torres, seguramente que si, habrá otros babosos que hagan lo que ella necesite, pero no será él.
    Saludos.

    Winter, si, como piensa el del relato, a ella todo le sale más fácil. Beso.

    *Ene Deláa*, podrían haber pasado muchas cosas. Ella podría ser un él, o estar en complicidad con otro para robarlo o cosas peores.Hombre precavido vale por dos. Besos

    ResponderEliminar
  39. Si, eso pasa tanto... uno arranca con un preconcepto de que algo está fuera de nuestro alcance, le da a otra persona o a alguna situación un carácter especial que no tiene, y es dificil moverse de ahí. De cagones que somos, supongo.
    Quien nos habrá puesto un techo?
    este blog a veces me deja comentar, a veces no...cosa de la tecnologia ciclotímica!
    un beso

    ResponderEliminar
  40. nadasepierde, has dado en el clavo, al menos con la intención del relato y aunque no nos demos cuenta en lo cotidiano, muchas veces caemos en prejuicios.
    Varios se quejan de problemas para comentar o de comentarios que desaparecen. Voy a ver si traigo a algún pai que haga una limpieza de malos espíritus. Gracias por seguir intentando, besos.

    ResponderEliminar
  41. y por que no?
    a veces suceden las cosas menos pensadas e imaginadas!y eso es lo que nos descoloca tanto...no estaba en nuestros planes nunca jamás!y los nunca jamás NO EXISTEN en las relaciones interpersonales
    y mejor no hablemos de los prejuicios...mmmmmmmmm ese tema a veces me hace retroceder en la felicidad...no los mios...los de los demás!(o los que yo creo que sienten!!!)


    beso amigo!

    ResponderEliminar
  42. Como esa respuesta!!!! Por qué no habría de haberlo elegido a usted? Ojalá vuelvan a cruzarse y tenga más confianza...
    Me dejaste pensando con esto de que "dentro de este tren todos desprecian a los demás, nadie se mira, solo se mueven con el vaivén"... viajo mucho y disfruto mucho de esa miradas de desconocidos, no todos se desprecian!
    Me encantó el texto y la manera en que lo llevaste!
    Besos
    Pau

    ResponderEliminar
  43. Ahora diría que el hombre debía haberse atrevido a fracasar,pero me temo que yo hubiera hecho algo parecido,así que...Jeje
    Un beso

    ResponderEliminar
  44. Asi es, yo llevo mis fracasos con la frente alta, en mi largo derrotero (pues todas fueron derrotas)

    Pruebe con Missingwomen...algo a veces hay, en general queda el descarte..

    ResponderEliminar
  45. Patrycia, no se, no se, ustedes las muy lindas tienen eso, a algunos los atraen y a otros los espantan.
    Besos.

    Paula Daiana, Bienvenida. Al parecer este tren no era el mismo que en el que usted viaja.
    Me alegro que te gustara. Besos.

    Dafne, me gusta ese nombre aunque me imagino que de bebé no fue ese el primer nombre que lograste decir.
    Bienvenida y espero te agrade lo que hay para ver.
    Besos.

    Minombresabeahierva, esa es la manera de llevar las derrotas y... Dicho sea de paso, si sabremos los del rojo de derrotas en este último tiempo.
    Ya volveremos a ser el rey de copas y el representante del buen juego. Solo falta que nazca otro Bochini.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Permiso, me gustó mucho el relato.
    Ese monólogo interior, el diálogo con las voces interiores, y el final abrupto y cortante me trajeron a la memoria un chiste (el del criquet del auto).
    La chica del relato se va a quedar soñando con el chico del No por el resto de su vida...

    ResponderEliminar
  47. Almafuerte, es cierto, el darse manija solo está más que bien expresado en ese chiste y creo que a todos los que lo conocemos se nos vino a la mente.
    Para los que no sepan lo que es un criquet, es el gato para levantar el auto.
    Gracias por pasar, saludos.

    ResponderEliminar
  48. También por aquí sabemos el chiste del gato...a veces, la imaginación nos juega malas pasadas y las pagan los demás. Claro que puedes seguir imaginando y se encontraron en el pueblo porque él es el hermano de la chica que la invitó a su casa...je,je.

    ResponderEliminar
  49. A lo mejor, no se quería reir de nadie, aunque fuese guapa, a lo mejor, necesitaba ayuda, y no se la brindaste por miedo. Tu te lo perdiste, porque me dá, que además de guapa, era buena gente. Buen relato, aunque me he quedado con ganas de que continuase. Un beso

    ResponderEliminar
  50. Muy buena historia, con un final imprevisible. Pero quién sabe cuántas historias así puede haber en la vida real.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  51. Mriajesusparadela, creo que ese chiste es, a esta altura, universal. ¿está sugiriendo finales alternativos? Puede ser, todo puede ser.
    Bienvenida y gracias por pasar y comentar.

    Isabel, tendré que hacer entonces una continuación para los que se quedaron con ganas de más.
    Beso.

    Vill Gates, yo creo que esta misma historia se debe dar con muy pocas variantes mucho más seguido de lo que podemos pensar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  52. ah ademas es Rojo! somos unos hombres recurtidos llenos de cicatrices! aun tengo presente el gol de Bertoni cuando ganamos la intercontinetal contra Juventus..pase del Bocha claro!

    ResponderEliminar
  53. Me ha encantado tu post, Gamar. Por desgracia en este mundo hay personas así de arrogantes. En el caso de las mujeres es tal el poder que tiene en los hombres la belleza femenina, que la que sabe que tiene ese poder, es consciente de que se va a encontrar todas las puertas abiertas. El mundo de la moda y el cine saben mucho de eso y todos los hombres ricos y poderosos también. De vez en cuando les viene bien una cura de humildad, sobre todo porque nada es seguro, ni es para siempre. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  54. Minombresabeahierva, si, en estos últimos tiempos nos dedicamos a hacer la cancha nueva y nos olvidamos de jugar, pero el año que viene volvemos con todo...

    Cristal, es cierto, el poder de la belleza es uno de los más fuertes, pero como bien decís, no es para siempre. Beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...