viernes, 7 de mayo de 2010

Discusiones unipersonales


Yo no soy un hombre libre, soy padre.
Por lo tanto casi todo lo que hago debe dejar claro ante ellos que uno debe ser buena gente.
¿Por qué hay que ser bueno?
Como comenté otras veces, el ruido en mi cabeza nunca para, en ocasiones lo que suena es alguna charla donde intento explicarle a alguno de mis herederos como deben comportarse.
Pero no ensayo un monólogo, sino que lo que ocurre, casi siempre, es una discusión donde yo soy todos los disertantes.
¿No se entiende?
Trataré de hacerme entender con un ejemplo.
-Mirá, si vos tratás así a la gente, no te va a querer nadie -digo seriamente mirando a una de mis hijas.
-No hay que ser bueno para que los demás te quieran -digo yo, pero siendo otro personaje que entra a llevarme la contra- Como resultado de ser buena persona, seguramente te van a querer, pero no hay que hacerlo como buscando una recompensa.
Ella nos mira a los dos sin saber a quién hacerle caso.
-Si tratás mal a alguien, van poder tratarte mal a vos. -Dice un tercero.
-Yo creo que la verdadera razón para ser bueno es mucho más simple que todo eso -salió diciendo un yo que estaba sentado en la escalera- Cuando estás con alguien que te trata bien ¿no te sentís feliz?
-Si. -dijo ella sonriente.
-Y seguramente esa persona que te trata bien es una persona feliz, porque ser bueno hace bien y en la vida hay que ser feliz. -Dijo, o dije, mientras desaparecía subiendo la escalera.
-Es lo mismo que dije al principio -dije siendo el primero que habló con los brazos en jarrón.
-No no es lo mismo. Ser bueno para que te quieran implica ser calculador, hipócrita y falso -dijo mi segundo yo, el más Talibán de todos- Esos que te saludan muy sonriente y te halagan todo el tiempo terminan criticándote por detrás, son de lo peor.
El tercero trató de calmarnos porque veía que la nena se estaba asustando por el tono que tomaba la discusión.
-A ver si sacamos algo en claro. Vos tenés que ser buena porque si no, yo te voy a ...
-¡Ehhh! -gritaron los demás, mientras agarraban a ese yo descontrolado y el yo mediador dijo.
-Para algunos hay que ser bueno, porque lo dice su dios en un libro, para otros porque la naturaleza fue buena con nosotros y debemos agradecerle siendo buenas personas y para otros, tal vez los más racionales, no hay un por qué, que justifique ser malos, entonces, lo más simple es ser bueno.
Y al parecer, todos mis yo estaban de acuerdo porque no hubo objeciones y mirando a la pequeña a los ojos le pregunté.
-¿A vos que te parece?
-Me parece que no tengo más crédito en el celu ¿me comprás una tarjeta?
-No, ya te compré una hace dos días y te dije que te tiene que durar un mes.
-Que malo que sos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...