viernes, 31 de mayo de 2013

De la necesidad nace... algo.

Desde muy chico, la música fue para mi mucho más que para el resto.
Seguramente influyó el entorno, ya que mi papá era o es músico, no se si se deja de serlo cuando se deja de tocar, y solía haber en casa algunos otros músicos cuando era yo muy chico. Al crecer dejaron de venir, pero en cada fiesta aparecía la guitarra y los escuchaba cantar algunas zambas.
A mi me dejaban tocar el bombo y recuerdo vagamente las felicitaciones por llevar muy bien el ritmo, pero eso fue de muy chico y después nunca más.
En mi casa había muchos discos. También hubo magazines.
Unos armatostes de plástico con 4 pistas que sonaban tremendamente bien. Comparados con el sonido del Wincofon claro.
Pero la estrella fueron los casettes. Toda la discografía de los Beatles en casettes sonaron infinidad de veces.
Haber nacido en esa etapa de oro del rock nacional también fue una suerte, porque me tocó ver los comienzos de enormes artistas y poder haberlos visto tocar cuando no eran nadie te da otra perspectiva de esas grandes estrellas.
Hubiese querido una guitarra desde chico, pero no era posible.
Estaba la guitarra clásica de mi papá, pero no era la eléctrica que yo quería.
Cuando le pareció que yo ya podría aprender música se dedicó a darme clases. Yo emocionado me imaginaba haciendo riffs y solos, pero las clases eran lectura de notas, técnicas que en ese momento me resultaban sin sentido y ejercicios repetitivos muy poco emocionantes.
El pedía una hora por día a ejercitar. Yo me encerraba en el comedor y hacía los ejercicios. Una vez, dos. A la tercera ronda ya estaba más aburrido que una piedra y me ponía a sacar canciones que me gustaban. Para él eso atentaba en contra del método de enseñanza y me amenazó con no volver a enseñarme nunca más si volvía a escucharme haciendo eso en lugar de mis ejercicios.
Siempre fue de palabra.
Por suerte no me prohibió usar la guitarra, pero yo lo que quería era una eléctrica. Nunca había tenido una cerca, menos tocarla, pero quería eso.
Un día apareció mi papá con una guitarra espectacular. Era una acústica, no era una eléctrica, pero se parecía más a una eléctrica y como según él ya no tenía ganas de tocar, cambió su Estrada de concierto, por esa acústica de muy mala calidad y un tv blanco y negro que nunca funcionó.
No tardó en darse cuenta que fue uno de los peores negocios de su vida aunque siguió perfeccionándose hasta hoy.
Yo miraba esa guitarra y se veía como una de las que se veían en las revistas. Cuando uno la hacía sonar, era como una pelea de gorriones. Imposible de tocar, era una basura bien lustrada.
Así que me quedé sin profesor y sin guitarra.
Pero al poco tiempo se me ocurrió ponerme a fabricar mi propia guitarra eléctrica. Peor que esa no podría sonar.
Y en pocos días, usando algunas piezas de la intocable, nació la Gamar 001, la primera guitarra que hice y por fin tuve una eléctrica. Había heredado algunos de los defectos de la otra guitarra de la que saqué algunas piezas pero yo era feliz y podía tocar una guitarra eléctrica al menos los pocos minutos que duraba afinada.
Sabrán que una guitarra eléctrica necesita un amplificador y se imaginarán que tampoco tenía uno, pero gracias a mi hobbie, la electrónica siempre había algo donde enchufarla.
Tardé muchos años hasta poder al menos tocar unos minutos una verdadera guitarra y eso provocó mi divorcio incondicional con la Gamar 001. Me creía muy malo tocando gracias a ella, en parte.
Con los años me fui de mi casa y le dejé la guitarra a mi hermano más chico que se dedicó de verdad a la música y nunca más la tuve en mis manos.
Hasta hace un mes, que la vi, les pedí si podía traérmela y ya de otro color, después de casi 30 años, vuelvo a tener la gamar 001 en mis manos.
En mi recuerdo era una guitarra que sonaba bastante mal, pero pasé muchas horas torturando vecinos y fue mi único instrumento hasta no hace muchos años.
Alcanzó con que, después de una restauración, la enchufara y pudiera volver a escuchar ese sonido, ese timbre tan característico. Una porquería.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...