miércoles, 28 de septiembre de 2011

XXX

Algunos lo hacen con mucho arte.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Imaginación


En los jardines del palacio, mientras caminaba se me ocurrió una gran idea.
Consiste en instalar cañerías, de una habitación a otra. Hasta de una casa a otra. 
El tamaño de la tubería debería ser el suficiente como para ver un rostro. Pondríamos en cada curva de la cañería un espejo, de esa manera podríamos asomarnos a ella y ver a la persona del otro lado. Además podríamos conversar con la otra persona con solo hablar delante del orificio, sentados cómodamente en nuestras casas, sin movernos siquiera. Eso sería revolucionario, marcaría el paso de nuestro siglo XV al moderno siglo XVI.
Otra ventaja. Podrían enviarse papeles escritos al arrojarlos dentro y hacer que una corriente de aire lo lleve hasta el otro extremo. Y no sólo notas. Si una de las notas lleva un hilo y llega al otro lado, podría una persona atar un libro, por ejemplo y que la otra persona tire del hilo hasta que le llegue.
¿Se imagina usted eso? Poder hablar con los demás sentado dentro de su casa, poder verlo, enviarle esquelas.
¡Sin moverse! Es maravilloso. Uno podría mantener una relación amorosa hablándole a su ser amado, enviarle cosas y sin sentir la incomodidad de estar cara a cara. Verlo cada vez que uno quiera sin importar la hora, escuchar su voz.
_¿Usted cree que ese invento hará la vida mejor a la gente?
_No le encuentro el lado negativo, es una idea maravillosa el mundo sería diferente, todos podríamos estar comunicados sin movernos.
_No va a funcionar. ¿Quién dejaría de salir al aire libre por estar sentado en su casa hablándole a un agujero en la pared? Usted está loco.
-Pero no Conde, escúcheme, podría usted pedir que le traigan las cosas que necesite a sus aposentos sin siquiera moverse, llamar a sus lacayos, escuchar música o divertirse, hablar con sus amigos que vivan lejos, siempre que tengan instalada la cañería hasta sus casas claro, pero quienes puedan pagarlo pueden tenerlo.
_Mire, déjese de hablar bufonadas y siga arreglando el jardín , que para eso lo contraté. Además no quiero que vuelva a tomarse el atrevimiento de hablarme mientras paseo por mi parterre o lo haré despedir.
_Si señor, disculpe. A sus pies.
...Maldito conde cara de libro.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

A este post en donde todas las imágenes son cedidas por los autores, aunque no lo sepan.
Si hay algo que me gusta ver son las soluciones originales.
Vean como hacer una buena defensa. Creo que el reglamento no dice nada de esto.

Yo suelo hablarle a las cosas y muchas veces las insulto, pero hay que tener cuidado. Puede ser que un día tomen venganza.


Eso es todo. Disculpen el divague de hoy.
Me voy a comer algo

jueves, 15 de septiembre de 2011

Fuente

Si no fuera por el ruido me gustaría una en el living.
¿Se podrán ver películas?

viernes, 2 de septiembre de 2011

Fibonacci

La tecnología avanza en diferentes direcciones ofreciéndonos mejoras asombrosas a nuestra calidad de vida. Al menos en lo inmediato.
Algunos apuntan hacia la innovación, buscando maneras de obtener más rendimiento de las tecnologías existentes.
Otros, intentan esa búsqueda aprendiendo de la naturaleza, que por algo, utilizando sólo el tiempo, la prueba y error, logra sacar el máximo rendimiento en cada caso.
Una simple hoja de árbol es una usina ultraeficiente de aprovechamiento de energía del medio.
Para los que no sepan, la secuencia de Fibonacci es a la vez de simple, asombrosa.
Consiste en sumar a cada número, el anterior en la escala de los naturales, o sea:
1, 2, 3, 5, 8, 13, etc.
Se puede graficar como superficies.
Y ahí es donde vemos que la naturaleza usa esta secuencia lógica para su arquitectura en muchos casos.
Un pibe de 13 años, realizó un descubrimiento que dejó asombrados y hasta humillados a los ingenieros dedicados a I+D.
Captar energía del sol es para nosotros una gran posibilidad de dejar de depender del petróleo, pero hasta el momento utilizamos pantallas solares que rinden muy poco.

Aidan Dwyer. Este pequeño genio de 13 años ha dado con una idea que permite mejorar entre un 20 y un 50% la efectividad de las células solares tradicionales.
Es muy simple. En lugar de apilar en linea recta los paneles solares, lo hace seguiendo la secuancia de fibonacci, tanto en orientación como en altura. Asombrosamente, se parece a un árbol.

En esta foto se ve un ensayo con la misma cantidad de paneles apilados en forma tradicional y con su método que imita a la naturaleza. EL rendimiento es superior en todos los casos.
Es sólo un ejemplo de cómo, si miramos con mayor atención a la naturaleza podríamos apuntar en el sentido más adecuado.

También en este sentido, conocí hace un tiempo a un hombre muy sensato, que para la mayoría es un loco.
Se llama Jacque Fresco.
Trabaja en el proyecto Venus, que a primera vista parece ser una locura, pero si uno lo escucha hablar, tiene buenas ideas en general.
Se basa en imitar a la naturaleza en las contrucciones, en hacerlo también en la organización social y apuntar siempre a trabajar dentro del medio alterándolo lo menos posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...