domingo, 20 de diciembre de 2009

A un año

No soy bueno para las fechas y la prueba está en que una amiga virtual, Gla, tuvo que avisarme que hoy era el aniversario de la creación de este espacio.
Y ya sabrán los que me conocen un poco que el ceremonial, los aniversarios y esas cosas no me quitan el sueño, pero para que no piensen que este blog está abandonado voy a hacer una revisión de lo escrito y de paso, una selección de las entradas que menos me desagradan.

Mi primer post , no tiene imagen, porque aún no sabía como hacerlo, y es solamente algo para dejar asentada la idea inicial de este rincón virtual.

Sol de tarde, es el nombre de la entrada número 9

Esto es algo que estaba escrito en algún cuaderno y después de querer tirarlo, por alguna razón lo guarde como hoja suelta dentro de algún otro cuaderno y vino a parar a este galpón de cosas viejas.


Cambios, es la número 11. También algo viejo, pero en ella
muestro algo muy nuevo en mi vida.



Espejos
Es una entrada que no estaba escrita con anterioridad, o sea, que es algo concebido
ya para el blog y en la etapa de mayor
productividad.




Viajar es un placer, es una anécdota... O un desahogo. No se bien.
Liberado, es una de los relatos que me gustó como quedó.
Y además es de los que no estaban pensados. Comienzo a escribir cualquier cosa y la historia sola toma forma.
A ver que le parece a los que no lo leyeron.



Vida cruel, no les va a gustar, no lo lean. Es un desvarío total.






Un poco especial, es otra anécdota real y cuenta como
dejé de ser un superdotado.
¿Ah, no me creen?

Contacto, es un pequeño cuento. Me gustó escribirlo de la manera que lo hice. Al ser en capítulos, escribí la primer parte sin la menor idea de para qué lado seguiría. Así y todo prometí la
segunda parte y de esa forma me obligué a continuarlo.
Buena experiencia que de haberlo hecho de otra manera hubiese quedado inconcluso como muchos otros que andan por el rígido.
Reconozco que la presión de los comentarios fue de ayuda...

¿Estamos solos?, es uno de los misterios.
Lo escribí como algo al pasar, no tiene para mi ningún valor, pero es una de las entradas con más visitas. El por qué es un misterio y demuestra que a la gente no le gusta lo mismo que a mí.

¿No se dan cuenta que se ponen feos?
Acá arranqué con una idea clara. Puse las manos en el teclado y salió cualquier cosa que nada tiene que ver con la trama original. Es más, los comentaristas encontraron moralejas que ni sabía que estaban ahí.



Viajar en primera , es otra entrada bizarra, nacida en una cabeza vacía sin ideas pero con ganas de escribir algo y que a los comentaristas les gustó, o al menos comentaron bastante.

Desocupado es el comienzo, creo, de una forma de relatar que me agrada. Se trata de confundir al lector tratando de sorprenderlo con el final. Con algunos funciona.
Creo que desde acá comencé a tratar de mantener un estilo.

Hipoacúsico Otra anécdota real, aunque algunos no lo crean. En un encuentro de bloggers hace poco me comentaron que recordaban esta entrada en particular y volvieron a preguntarme
¿En serio te pasó eso?
Si, si.
Y los lentes eran iguales a estos.

Manjares, lo leyeron pocos y creo que solo se capta la idea original si lo leen como yo lo leería, apurado y con énfasis. Leído con desidia, no vale nada. Tal vez ni así.


Respuestas es otro cuentito en capítulos, que tiene dentro mucho más de lo que cuenta. Y creo que una sola persona lo puede apreciar. Sepan disculpar.




Efecto mariposa. Desde acá la etapa de menor producción. Publicando cada vez menos, pero me gustó este relato, aunque a decir verdad, no todos captaron mi idea. O sea, que transmitiendo ideas soy un fracaso. Es más, muchos elogiaron la imagen sin hacer referencia al texto. Triste.

El plan perfecto es un experimento. Quería proponerme escribir una trama policial con rosca. Ese tipo de historias que me gusta leer porque sorprende y te lleva enganchado sin poder dejar de leer.
No se si lo logré porque no puedo ser objetivo conmigo, pero en este caso quedé bastante conforme.

Entre medio de esas entradas hay muchas otras, pero creo que son éstas las más rescatables.
Quiero decirles a los comentaristas, que sus opiniones, cuando son sobre el texto en sí, son para mi muy valiosas y me ayudan a mejorar ésto, que es solamente un pasatiempo, pero que cambió mi forma de escribir desde que me están ayudando.
Otros ayudan a levantar el ánimo y forman un vínculo con uno, que no esperaba encontrar y que realmente se aprecia.
A los pocos que llegaron hasta el final de este larguísimo post, les agradezco mucho, sepan disculpar el poco tiempo que le estoy dedicando a devolver visitas y a escribir.
Un abrazo y nos seguimos leyendo.

PD ¿no les pasa a ustedes que al empezar un día de trabajo con cara de 6:30 se encuentran con un comentario a una entrada antigua y les alegra el día?
A mi si. ¿Vieron que simple soy?
Alégrenme.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

El relax no existe

Primer paso: Colocar la reposera en un lugar donde la sombra sea bien espesa, con la vista al estanque para ver a los chingolitos tomar agua.









Segundo paso: Estirar el brazo hacia arriba buscando al tacto la más madura.










Tercer paso: Estirar el brazo hacia la izquierda buscando la más oscura.









Cuarto paso: Maldecir al cliente que quiere que lo atienda antes de abrir el negocio porque es urgente o porque me vio demasiado relajado y es un envidioso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...